En una Liga Argentina de Basquetbol sin descensos, Echagüe no apuesta a lo interno

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- No es la primera vez que lo reclamamos… Ya son innumerables los artículos. Mientras el Gobierno de Entre Ríos continúa invirtiendo fuertemente en los clubes participantes de competencias profesionales, dichas entidades continúan sin apostar fuerte a sus canteras. Pero el caso emblemático es el de Echagüe, señera institución en Liga Nacional, que se apresta a intervenir en la Liga Argentina 2018/19 y -al parecer- descarta la proyección de elementos locales. Lo paradójico es que será un Torneo SIN DESCENSOS. O sea… no había NADA que arriesgar y MUCHO a proyectar.

 

Obviamente que podríamos referirnos también al fútbol, o a los otros clubes en distintos niveles del baloncesto rentado, pero si hay un emblema de caídas, de tropezones y de saludables reacciones ha sido justamente el Atlético Echagüe Club.

Esto de confiar MUY POCO en la gurisada propia y contratar valores de otras plazas no es criterio original o exclusivo del AEC. Lo dejamos bien claro. Sin embargo, apuntamos a los de calle 25 de Mayo por su tradición en Liga y por qué no, en sus profundas oscilaciones entre la gloria y el ocaso.

 

Por esas fluctuaciones, por esas coyunturas de las cuales ha salido airoso con enorme esfuerzo, con loable sacrificio dirigencial y de su masa de socios, es que nos cuesta interpretar el criterio asumido de no aprovechar un certamen SIN DESCENSOS para el cual se pudo armar una base BIEN ENTRERRIANA o hasta BIEN PARANAENSE.

Hasta se pudo elaborar un presupuesto más austero, generando condiciones profesionales superiores a las de las últimas competencias, sin ir más lejos, poder armar un cuerpo médico estable con el cual nada se deje librado al azar o a la improvisación.

 

Contra cualquier predicción semejante, los directivos terminan avalando una lista de Beltramo (coach cordobés) en la cual se vislumbra un ya superpoblado perímetro, cuando falta bastante para la presentación de la Lista de Buena Fe.

Eugenio Zustovich (base marplatense), Facundo Toia (base cordobés), Alan Moreno (base-ayuda cordobés), Alexis Knecht (escolta rionegrino), Pablo Osores (alero tucumano), y Franco Barroso (pivot marplatense) son los elegidos hasta hoy.

 

Al parecer “nuestro” Lisandro Ruiz Moreno no va más. Luego de no ser tenido en cuenta por Beltramo, baja de Categoría, acordando con Santa Paula de Gálvez para intervenir en el Federal. Y hasta es duda Charly Buemo (santafesino) luego de tantos años entrenando y jugando en el “Butta” como de crecer en Sionista y casi ser un paranaense más.

De esta manera, con las plazas externas prácticamente llenas, restaría ver si habrá extranjero o no, y qué pieza se podría seleccionar para acompañar a Barroso adentro.

 

De más está decir que ni en Echagüe ni en el básquet APB no sobran juveniles de alta talla, mucho menos U, o Mayores. Y aquí no está mal recordar que Echagüe no logró retener a Ramiro Rattero o al pibe Ignacio Varisco (más 3 que 4), y otro pibe como Juan Cruz Scacchi mantiene su vínculo formal pero desde su entorno se ha advertido que no habría intenciones en que la relación prosiga.

O sea… tres selección argentina (surgidos de los semilleros de Diamantino, Quique y Paracao respectivamente…), tres jóvenes talentos que podrían brillar con la casaca “Azul y Negra”, finalmente no se curten en su ciudad y trascienden fuera de la misma. No es novedad. Es ya rutina.

 

Lo más delicado es que en las Inferiores hay un colosal trabajo de padres, madres, monitores y formadores, pero por alguna razón no se consigue aceitar los mecanismos de interacción entre la estructura amateur y el flujo de proyección a la organización profesional.

De tal modo, se trabaja sin un proyecto o plan GLOBAL y eso se nota con elocuencia en el resultado final.

 

Miren los años de Barsanti en el club… Poco menos de un lustro. ¿Qué dejó su paso teniendo una función conexa con las Formativas? ¿Cuántos gurises hay listos para una Promoción? ¿Jero Rosso? Podría ser. Mucho talento exhibe el base (primer año U19), pero una vez más tendrá arriba a dos bases puros y un guardia (1-2). ¿Cómo va a jugar? ¿Seguirá remándola en dulce de leche repostero esperando algún minutito?

Y no lo culpamos al “Titi”. Para nada… Es como si ALGO impidiera que la alta competencia o el alto rendimiento no pudieran convivir “armoniosamente” bajo el mismo techo histórico del “Butta” en pos de cristalizar el sueño de elaborar proyectos a largo plazo. ¡Como si las gloriosas campañas con Volcan Sánchez o con Silvio Santander no hubiesen sido estimulantes ejemplos!!!

 

Así llegamos a este presente. Con un Beltramo que nos imaginamos satisfecho por haber recibido los jugadores que pidió, pero reflejando Echagüe una imagen para nada consustanciada con el básquet de la ciudad al no tener referentes.

Con este panorama, complejo pronosticar algo prudencialmente. Más aún si se tiene en cuenta que intentar un reclutamiento de elementos APB no será nada sencillo ya que no hay mucho por rescatar en cuanto a altura, peso y características, y lo que hay quizás desestime sumarse a un plantel donde no existirían oportunidades de crecimiento-perspectivas, contemplando cómo se armó el elenco, REPETIMOS, para una temporada SIN DESCENSOS.

 

En ese sentido, tampoco podemos obviar los Proyectos “Olimpia Torneo Federal” y “Ciclista Liga Provincial”. Las dos instituciones tienen otra postura y prefieren consolidar la idea de trascender con premisas elogiables. Por eso no sorprende que los chicos de nuestra Capital se espejen tanto en esas entidades, y de aceptar una invitación se sumen al “Azulgrana” o al “Verde” en vez de subyugarse o encandilarse con el nombre legendario de Echagüe y su cercanía al más alto nivel.

 

Nos queda la amarga sensación que Beltramo se equivocó MAL con la complicidad de la dirigencia. Sabiendo lo de los NO DESCENSOS tuvo la GRAN CHANCE de iniciar un Proyecto a Mediano Plazo y conformar una formación de la Región lo cual hubiese incluido que la cancha siempre se muestre poblada más allá de los resultados.

Ahora le queda acertar con las últimas contrataciones, gestar el toque de distinción, de calidad, de jerarquía (que por el momento no se vislumbra en lo que se ha invertido…), y encarar el desafío con la ambición de cristalizar un pronto retorno a la LNB.

 

Soslayar la IDENTIDAD del conjunto, seguir apostando a lo de afuera sin metas codiciosas, sería una contradicción lindante con la insensatez.

Foto: Gentileza Grupo Face Oficial Fotos Básquet Echagüe.-