Publicado el 31/5/2011 a las 15:48

El Minibásquet necesita padres coherentes

El Minibásquet necesita padres coherentes

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- “Ché… Fuiste muy agudo, tal vez demasiado en tu última nota del Mini y hay susceptibles que no saben leer y se sienten ofendidos”…nos advirtió un entrenador joven que viene haciendo un gran trabajo en su club y quien amplió: “ojo que es gente o malintencionada o incoherente y por ahí no sabés si la terminan pagando de alguna manera los chicos…”, advirtió admitiendo hacerlo con una mezcla de vergüenza y asco.

No se equivoquen algunos. Sabemos escribir y por ahora somos sugerentes, podemos ser más incisivos. Tan directos como concluyentes y ello implica nombres de clubes y apellidos de quienes creemos que se vienen equivocando.

Por ahora hemos enarbolado la bandera de la crítica edificante, constructiva, pero sabemos ser categóricos y cuando lo hacemos no escatimamos esfuerzos para realizarlo con los debidos fundamentos y de hecho que nos sobran documentos fotográficos y fílmicos para completar cualquier Editorial que por allí haya dejado duda alguna.

Entonces, invitamos a cualquier lector/dirigente/entrenador que abra la página y proceda a leer detenidamente las Columnas, despojándose de toda conducta soberbia, terca, necia, obtusa. Y analizar cada concepto con la mente abierta para saber discernir que lo aquí expresado se erige en un artículo de opinión y de consejo, de asesoramiento.

Está claro que quizás los prejuiciosos o hasta maliciosos suelen “saltar” cuando alguien presuntamente los juzga y siempre están alertas para reaccionar generalmente en las penumbras, estableciendo contubernios para gestar un microclima “especial” contra el mensajero y hasta contra su Familia.

Sabemos de ello desde hace 25 años y si bien antes tuvimos tribunas potentes como El Diario y LT 14, hoy Cuestión Entrerriana alcanza para llegar a la gente del básquet, no solo de Paraná sino de todo el país.

Por ende, nada peor para éstos “ofendidos” que asumir posturas inconducentes. Es innecesario. Sería una guerra estéril que no duden ganaríamos y por paliza, rogándonos que terminemos con tan desigual lucha sin sentido, absurda.

La idea es ser coherentes. Desde Cuestión Entrerriana apostamos a la nobleza, a la hidalguía, a reconocer carencias o errores y reencauzar rumbos equivocados.

Todos somos imperfectos. Nos sobran fallas. De hecho que nosotros cometemos deslices, pero somos DIGNOS y pedimos disculpas cuando lo creemos conducente.

¿Quién no ha cometido una equivocación como laburante, profesional, hijo, hermano, padre, esposo o en éste caso en calidad de dirigente???… Lo bueno es ser DECENTE y saber reconocer cuando con nuestras faltas o culpas perjudicamos a otros o ponemos en riesgo a otros.

Hay que tener el traste muy sucio para aprehender como alusión directa que uno habla de tal o cual!!!, pero más grave es que en vez de redireccionar la conceptualización de nuestras expresiones hacia un diálogo fecundo, esgrimen actitudes para nada productivas, se cierran aún más en sus posiciones y hasta pierden el sentido de lo ético, del uso social, del respeto a normas de convivencia, ejemplo, a una regla tan básica como lo es el saludo.

Por eso…Cuidado gente!!!… No se equivoquen feo que vendrá un esclarecimiento mayúsculo y ahí ya no habrá retorno.

Lo que es más…Los invitamos a expresarse por ésta misma vía, en nuestra propia página. Decir lo que sienten. Tienen todo el DERECHO.

Estamos en democracia a Dios gracias y por ende la réplica ante lo que se considera una afrenta o hasta la disidencia son bienvenidas siempre y cuando sean desarrolladas con altura, sin agravios, sin difamaciones y haciéndose cargo de lo que se dice.

Pero terminemos con reuniones de conventillo entre 4 o 5 y abramos el juego. Seamos directos. Aunque ojo con lo que se refuta pues pueden quedar pésimamente parados.

Por esta razón es que muy pronto hablaremos de subcomisiones y otras yerbas… Seguiré sosteniendo a rajatabla que sin algunos padres apasionados, abnegados, voluntariosos muy posiblemente no haya Mini en los clubes o hasta no existirían las categorías Menores (U13 hasta Juveniles).

Alabamos a esos padres sacrificados, generosos, desprendidos. Y sabemos que no son muchos. Pero paradójicamente, hay veces que esas pasiones, los desbordan y no les hacen ver con claridad, con coherencia, determinadas prioridades a afrontar. Como hay otras en las que “el Diablo mete la cola…” y se permite actuar a algunos que tienen otras metas, otros propósitos, otros fines no tan magnánimos. Parecen ser dadivosos, sin embargo, disfrazadamente tienen otros objetivos.

A éstos, que tienen la suficiente sagacidad para interpretar nuestras expresiones, los invitamos a deponer posturas absurdas. Poco o mucho, NOS CONOCEMOS TODOS. Entonces, solo procedamos racionalmente, razonablemente. No nos dejemos llevar por impulsos alocados y beneficiemos a nuestros hijos INTEGRALMENTE.

Estamos a disposición para charlar con equilibrio y mesura. O si así lo creen útil, reiteramos que Cuestión Entrerriana es vuestra página, para lo que requieran manifestar y hasta para apoyarlos dentro de nuestras humildes posibilidades.

Etiquetas: ,