El Gobierno de Macri profundiza sus contradicciones: los exportadores volverían a liquidar divisas

A principios de noviembre pasado, días después de ganar las legislativas, el Gobierno -mediante un decreto publicado en el Boletín Oficial- derogó una serie de normas vinculadas al mercado de cambios con el objetivo de “desburocratizar” el sistema. Entre esas medidas se encontraba la quita de la obligatoriedad de liquidar divisas a los exportadores. Antes de esa decisión, se establecía un período máximo de 15 días con el fin de aumentar la oferta de dólares y tratar de evitar que se dispare el tipo de cambio.

 

Sin embargo, la corrida cambiaria registrada en las últimas semanas (que subió el valor del dólar a $ 25,50) hizo que en el gabinete económico evalúen la posibilidad de dar marcha atrás con esta medida y volver así a obligar a los exportadores a liquidar divisas.

 

Las versiones por el momento no fueron confirmadas por la Casa Rosada, aunque se descuenta que dicha imposición volvería a regir en los próximos días ante la incertidumbre cambiaria.

El pasado viernes 4, cuando el ministro Dujovne anunció la nueva meta fiscal para 2018, había negado taxativamente que obligarían a los agroexportadores a liquidar dólares en el corto plazo.

 

Así las cosas, la medida, en caso de concretarse, representaría un fuerte golpe y un retroceso significativo para las Pymes porque, quitándole la obligatoriedad de liquidar divisas, podían otorgar créditos a las exportaciones evitando la pérdida de operaciones.

Los grandes exportadores, por su parte, remarcaron a los colegas de La Política Online que “el 90% de las operaciones de compra de materia prima se realizan con pre-financiación; la liquidación del sector se sigue haciendo de modo anticipado por lo que sería una medida neutral”.

 

Durante el kirchnerismo las empresas eran fervientes opositoras a los plazos dispuestos para liquidar divisas dado que entendían que se había convertido en una carga, les quitaba competitividad y no estaba en línea con lo ocurría en el resto del mundo.

 

De hecho, hasta noviembre del año pasado en el Gobierno explicaban que por medidas como estas se habían perdido 23 mercados internacionales porque los compradores no podían cumplir con el plazo muy acotado de apenas 15 días para liquidar divisas.

 

En el primer cuatrimestre del año las principales empresas agroexportadoras nucleadas en CIARA/CEC liquidaron 6.057 millones de dólares, mientras que en abril la liquidación ascendió a 1.376 millones de dólares, una cifra 3,3% menor respecto a igual mes de 2017.

 

En tanto, durante el pasado año pasado los agroexportadoras liquidaron un total de 21.399 millones de dólares. Se trató, en rigor, de 2.600 millones de dólares menos respecto a 2016 cuando el sector agropecuario liquidó en el país unos 23.910 millones de dólares.