El centro va a quedar hermoso con las luces Led, pero… se sigue derrochando

Tras finalizar la colocación de nuevas lámparas en el alumbrado público de calles Enrique Carbó, Gualeguaychú y Echagüe, personal municipal inició esta semana distintos trabajos, en triple turno, para renovar el sistema en calles como Perú, Bavio, Paraguay y en jurisdicción de la vecinal Sáenz Peña. Mientras tanto… se sigue derrochando energías con columnas de farolas encendidas a plena luz del día.

 

Personal de Alumbrado Público de la Municipalidad de Paraná continuó esta semana con nuevos frentes de trabajo de recambio de lámparas de sodio por Led, en el casco céntrico.

Luego de haber colocado casi 4.000 nuevas lámparas en corredores viales como avenidas Ramírez, Almafuerte, De las Américas, Circunvalación, Crisólogo Larralde, y distintos barrios, loteos y espacios públicos, comenzó a incorporarse el nuevo sistema en el área central de la ciudad.

 

Durante la semana pasada se completó el recambio de sistema lumínico en calles como Gualeguaychú y Enrique Carbó, entre avenida Ramírez y San Martín, y en calle Echagüe, desde 25 de Mayo hasta Ramírez.

En la continuidad del plan denominado Mi Ciudad Led, mediante el que el gobierno municipal adquirió 5.000 lámparas a través de un convenio con Enersa, en estos días se intervienen calles Ernesto Bavio, Perú y Paraguay, entre calles San Martín y Diamante; Paraguay.

 

También se desarrollan tareas en arterias como Domingo French, Luis Agote, Alejandro Fleming, entre otras correspondientes a ese sector de la comisión vecinal Sáenz Peña.

Los distintos frentes de obras de mejoras son ejecutados con unas siete cuadrillas de la repartición, distribuidos en los tres turnos de trabajo: mañana, tarde y noche.

 

Y se sigue despilfarrando…

 

La negativa es que este sábado, en plena siesta paranaense, varias columnas de alumbrado público continuaban derrochando fluido eléctrico.

Lo del despilfarro no es de hoy, es de hace años… Por eso sorprende la falta de comunicación de la Municipalidad en cuanto a este déficit ostensible.

 

No cosechamos ni siquiera un mero comunicado explicando cuál es el problema. Obviamente que como periodistas avezados, hemos buscado la causa y sabemos que tiene íntima relación con los censores caducos, deteriorados y/o sin el mantenimiento ideal, lo cual implica que no hay un error (u horror…) de la Gestión Varisco sino que esto es una herencia interminable.

 

El punto es salir a la palestra apropiadamente y lucir con la férrea autocrítica que conduce a construir. Lamentablemente, Prensa Municipal cuenta con asesores o responsables no muy afectos a la introspección, habida cuenta de cómo se ha “comprado” voluntades periodísticas con pautas publicitarias excesivas, contratos de servicios diversos, etc, etc…

Y así estamos… Nos parece genial hablar de los logros, de los hechos, promocionarlos, dando cuenta de una gestión que suele hacer, en beneficio de la Comunidad, pero también se debe proceder a una difusión coherente, congruente, con conquistas y con deberes por cristalizar.