El Banco Central volvió a marcarle la cancha al dólar

El dólar empezó la semana con la misma tendencia compradora de días pasados, lo que llevó al Banco Central a volver a realizar intervenciones puntuales para controlar el mercado y llevar al precio a descender levemente por tercera rueda seguida, en un marco en el que el volumen total negociado cayó 22% en la jornada.

 

La misión del organismo dirigido por Federico Sturzenegger fue que la divisa estadounidense cierre por debajo del último precio, por lo que volcó este lunes para cumplir con ese objetivo un total de u$s137 millones, según información oficial.

 

Por eso, empezó con su intervención a partir de que la demanda de bancos y empresas llevó a la cotización por encima de los $20,25, dándole una señal al mercado que el Gobierno quiere al tipo de cambio por debajo de estos niveles.

 

En conclusión, el dólar mayorista cerró a $20,20, lo que representó un retroceso de cinco centavos frente al cierre del viernes, en una plaza en la que se negoció un bajo monto total de u$s649 millones.

 

“Los máximos alcanzados hoy en $20,275 parecieron disparar la decisión oficial de intervenir otra vez para bajar la cotización del dólar”, resume el operador Gustavo Quintanda de PR Cambios.

 

Cabe recordar que la semana pasada la entidad monetaria vendió unos u$s385 millones, sobre todo volcó un mayor volumen entre jueves y viernes, que llevó a que el precio del dólar retrocediera apenas unos cinco centavos en promedio en esos cinco días hábiles.

 

“Daría la sensación que el Gobierno tiene todas las herramientas para controlar el escenario monetario y cambiario, sin embargo, los agentes económicos no se sienten seducidos para invertir en pesos, y esto genera presiones alcistas para el dólar”, sintetiza el analista Salvador Di Stefano.

 

En cuanto a lo que sucedió en el mercado minorista, las pizarras de las principales entidades bancarias del microcentro porteño lo ofrecieron en promedio a $20,51 para la punta vendedora, según surge del habitual informe que elabora el Banco Central. Esto representa un descenso de tres centavos respecto al precio anterior.

 

En este contexto, la cotización al público en el Banco Nación (BNA) cayó cinco centavos a $19,95 para la compra y $20,45 para la venta.

 

El precio máximo ofrecido por algunos bancos llegó a un techo de $20,60, como fue el caso del ICBC, y luego en varias entidades privadas quedó a $20,55.

 

Finalmente, en el circuito marginal, el blue se negoció con un alza de ocho centavos a $20,69. Así, se ubicó a una distancia de 18 centavos (0,9%) por encima del promedio oficial minorista.

 

El economista Orlando Ferreres indicó este lunes que la tasa de inflación el economista sigue siendo muy alta, por lo que si el Gobierno “no mantiene la idea de bajarla se va a complicar muchísimo el año que viene”. Lo mismo consideró de la tasa de interés.

 

Para Ferreres, ante este “serio” problema, el Banco Central (BCRA) es el único que está actuando en materia anti inflacionaria. “El Gobierno tendría que reconocerle más a (su titular, Federico) Sturzenegger por su acción”, concluyó.

 

Al respecto, este martes  el Banco Central resolverá este martes la nueva tasa de interés de referencia de la economía, que desde el 23 de enero se ubica en 27,25% anual, envuelto en las presiones del mercado.

 

Cabe recordar que la tendencia de la misma es a la baja desde el pasado 28 de diciembre, cuando el BCRA cambió la política monetaria y subió la meta inflacionaria al 15% anual para el 2018, forzado por presiones del Gobierno para que sincere sus números respecto a los que muestra el mercado.

 

En el mercado secundario de las Lebac se operaron al plazo de 9 días a 26,55%, y la de 254 días al 25% anual, en una plaza en la que se transaccionó un total equivalente en pesos de u$s200 millones.

 

En el mercado de futuros del Rofex se operaron 368 millones, de los cuales el 30% se negoció para fin de mes a $20,43 con una tasa implícita de 21,40% anual.

 

El período más extenso transaccionado fue junio de 2018 a $21,58, donde los plazos operaron con bajas promedio de más de ocho centavos, acompañando la baja final del spot.

 

Bolsa

 

La Bolsa porteña subió el lunes por una demanda enfocada principalmente en títulos del sector financiero, sin descuidar la marcha cambiaria local y el accionar del Banco Central por el incremento del dólar.

 

El índice Merval de la plaza Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) aumentó 0,24%, para ubicarse en torno a las 33.300 unidades, luego de ganar un 4% durante la semana previa.

 

En este contexto, las mayores subas correspondieron a Grupo Financiero Galicia, con el 4,5%, Transportadora de Gas del Norte (TGN)(4,2%) y Banco Hipotecario, con el 3,6 por ciento.

 

Por otro lado, se destacó el desplome del 5,5% de los papeles de Agrometal.

 

Movimientos mixtos se observaban en Wall Street, donde las acciones y ADRs de compañías argentinas estaban lideradas por Grupo Galicia, con el 5% de suba.

 

Por el lado de los títulos públicos, entre los más negociados sobresalió la baja en el Cupón del PBI con legislación de Nueva York, que retrocedió 1,7%, y el incremento del Par en dólares del 0,8 por ciento.