Publicado el 7/2/2018 a las 12:13

Echagüe se cayó otra vez a pedazos en la clausura

Echagüe se cayó otra vez a pedazos en la clausura

Ignacio Barsanti lo consiguió otra vez… Mientras que su colega movió el banco de manera constante y psicofísicamente sus hombres llegaron al cierre con la cabeza más lúcida, el head coach de Echagüe inmoló a sus orientados (ejemplo Lisandro Ruiz Moreno) y nuevamente cometió desaciertos en ambos costados, propios de un agotamiento extremo. Ganó Hindú en Paraná, 66-68, jugando espantoso. Quinta caída del AEC en el “Butta” y penúltimo puesto de la Conferencia Norte en Liga Argentina de Basquetbol.

 

A ver si podemos ser más contundentes. El team de Eric Rovner ganó con un 36 % de Campo, 37 % de Dos, y 35 % de Tres. Sí; con esos números patéticos se llevó los dos puntos en un match tétrico.

Y este mismo conjunto integra la élite de la División Norte. Es de lo mejor.

 

Echagüe se hunde y ya está en área de Permanencia. Como si el fracaso estrepitoso del fugaz paso por Primera no hubiese servido, hay un aval total, absoluto a lo que se está haciendo: 24 partidos, 9 victorias, 15 derrotas, récord de 8-5 en su feudo, y de 1-10 afuera.

 

Keevin Tyus debutó pero sin entrenar, y a escasas horas de haber aterrizado en suelo argentino. Primera y ligera impresión reafirma: es más de lo mismo para un perímetro que necesita más orden, más inteligencia, menos anarquía, más balance, más equilibrio.

 

Sostenemos: hay materia prima para estar mucho más arriba. No falta cantidad de trabajo, sino calidad y un profundo replanteo en cuanto a la administración de los recursos.

Barsanti cuenta con el apoyo irrestricto directriz. Y no se vislumbran soluciones.

 

Otro revés más que pudo ser triunfo y hasta claro, categórico. La sensación es que no hay la menor intención de modificar lo hoy variable.

No alcanzó el fiasco en Liga Nacional. No bastó el papelón. Ahora, con nombres y hombres como para estar peleando el Ascenso, en 24 juegos no se logró la más ínfima, la más primaria, elemental, dosis de química colectiva.

 

Y cada vez menos gente en la cancha. Y solo la fidelidad loable de la Barra genera ese grado de aliento, de estímulo, para tratar al menos de ganar con la presión extra del público leal.

Los generosos hinchas de la “Aníbal Sánchez” cantaron todo el partido, incentivaron. En otra época, con tanta decepción, se hubieran reclamado decisiones. Hoy, hay una especie de resignación. Como si se supiera que salvo un milagro, habrá que conformarse con no sumar más lesiones (muy probable viendo el colapso inminente de algunos…), y terminar lo más pronto posible la Campaña.

 

Crónica de otra muerte anunciada

AEC-HINDU-2

Echagüe arrancó eficaz con gol interno y externo, vía Cabello y Ruiz Moreno. Hindú devolvió gentilezas con Coronel y Jones.

García apareció aportando gol de Tres y Fernández intentó evitar se agrande en demasía el local.

 

Otro que irrumpió en escena fue Cornley, promoviendo 5 de ventaja. El trámite era un ir y venir de imprecisiones, de malas decisiones, de anarquía total. En ese desorden, Echagüe se sintió confortable y sacó 7 con doble de Cabello restando poco menos de  3 minutos.

 

Fernández, fue lo más decente de un Hindú que costaba entender cómo está en el grupo de vanguardia en la Conferencia Norte.

García, con 5 puntos al hilo, impulsó brecha de 10 ingresando al último minuto del primer período.

 

El head coach visitante recordó que podía detener el juego pero tras el “stop”, el debutante Tyus marcó el 20-8 con el cual se bajaría el telón a los 10 iniciales.

 

El 2° cuarto comenzó con un 50 % en Libres para Jones y Tyus consecutivamente.

Acto seguido, Morales halló espacio de Tres para resolver en positivo.

Cabello y Jones chocaron férreamente y el norteamericano ganó el primer round achicando a 7 la distancia en 2 minutos y medio.

 

Vieta fue otro que fuera de los 6m75 influyó para revertir la tendencia, y aquí Barsanti no vaciló en apelar al Time Out viendo que cómo se venía la noche.

El calor imperante generaba desgaste, transpiración, manos poco seguras y el piso se tornaba incómodo en algunos sectores.

 

Reinaudi bajó a 3 aunque Cabello y Ruiz Moreno recuperaron el protagonismo para evitar perder la clara hegemonía, tomando Echagüe 9 a falta de 3 minutos y medio.

AEC-HINDU

Tuvo que poner un parcial de 7-0 el anfitrión para que Rover decida detener otra vez el trámite.

 

Cornley estiró a 11 el margen. Sin brillar, los entrerrianos tomaban provecho de la pésima noche chaqueña y de un arbitraje que ante la duda favorecía a los de Barsanti, lo cual provocaba quejas constantes visitantes.

Fernández sacó de la sequía a sus compañeros aunque Ruiz Moreno impidió cualquier síntoma de rebelión norteña.

 

Ya en el último minuto, previo al pase a vestuarios, resurgió Coronel con un triple como pretendiendo expresar que Hindú no estaba entregado. El 33-25, en 20 minutos, era justo en cuanto a la supremacía de los locales que, básicamente, jugaron menos feo que sus oponentes.

Y no fue un tema de “defensas” sino de cero sistemas, cero estrategia, cero táctica, cero evolución colectiva; ¿traducimos? Horribles ofensivas…Y solo manos inspiradas irregularmente.

 

Tras el descanso, un minuto estuvieron ambos para vulnerarse, como presagiando que todo seguiría siendo un espanto.

Coronel y Fernández comandaron la resistencia con un 0-7 que puso el tablero 33-32.

 

Barsanti inmutable. Sandrini y Cabello le dieron la razón a semejante confianza y con un 4-0 llevaron tranquilidad al campamento paranaense.

Fernández mantuvo su trascendencia y con bola de Tres achicó nuevamente a 2.

 

Se asociaron Cabello y Sandrini logrando modificar el escenario y reestablecer una luz de 7 promediando el tercer capítulo.

Lo de Hindú era pésimo. Inentendible en un equipo ubicado, como ya enunciamos, en el lote de privilegio.

AEC-HINDU-3

Cornley aumentó a 9 la ventaja con menos de 4 minutos para cumplirse la media hora. Jones avisó que Hindú estaba vivo; mientras que Cornley mantuvo su trascendencia.

El que sorprendió fue Barroso con su primer triple de la temporada y Cequeira respondió con idéntica arma.

 

El partido seguía siendo malo, más allá de esporádicas explosiones. Romero dijo “presente” con su primer doble de la noche, en tanto García reapareció ofensivamente dando soluciones, en un partido donde pudo tener mayor presencia en cancha si nos atenemos a su correcta performance.

 

Los 30 minutos arrojaron un tablero de 51-43, sobresaliendo la paridad dentro de un chatísimo nivel técnico como ya venimos narrando.

 

Sinceramente, no interpretamos a Rovner y su criterio de rotar exageradamente la formación en cancha. Sí, sabíamos que la temperatura era asfixiante y que resultaba imperioso evitar sofocamientos.

Lo que no obstante leíamos era que tanta rotación conllevaba desequilibrios, inestabilidades, oscilaciones perjudiciales.

 

En los últimos 10, el head coach de Hindú nos mojó la oreja… Morales, Jones, Vieta y Reinaudi fueron seguido a la línea y en 3 minutos se pusieron a 3 del emparde.

AEC-HINDU-4

Ruiz Moreno se puso el equipo al hombro, pero con signos de agotamiento extremo.

 

Morales y Romero acercaron otra vez a Hindú. Ruiz Moreno, con casi media hora encima de participación no dejó de pelear por el triunfo vital. Y tuvo de cómplice a Cornley.

Rovner envió a Fernández, ya descansado a la cancha luego de un merecido recreo y entre Vieta y Romero quemaron la red con 4/4 en Libres más un doble del “Kily” para poner el tablero 61-60 con 3 minutos para la conclusión.

 

“Minuto” de Barsanti. Cabello recupera la memoria pero Moya también incide abajo.

Tyus mete 1 de 2 en Libres y 3 arriba el AEC.

A resto de un minuto y medio, otra detención del DT dueño de casa (no la entendimos…) luego de una confusa jugada entre Fernández y Ruiz Moreno.

AEC-HINDU-7

Fernández redujo a uno de contragolpe tras una bandeja complicada e infructífera de un Ruiz Moreno exhausto, y Moya (extremadamente solo en un horror defensivo de Echagüe) permitió el milagro con un doble (incluyendo barrida ilegal), coincidentemente después de otro tiro ineficaz de Lisandro: Hindú arriba 64-65 con tan solo 30 segundos para bajarse el telón.

“Tiempo Muerto” de Barsanti. Reposición y Cornley abajo lanza una especie de gancho, la pelota boquea el aro, y no entra. Rebote de Romero. Corte de Ruiz Moreno a Fernández quien anota los 2 (64-67).

 

Cequeira comete falta sobre Sandrini y lo manda a la línea, pidiendo simultáneamente “Minuto” Rovner, con 7 segundos para el epílogo. En la vuelta, 2/2 del base rosarino. Otro “Stop” de Rovner.

En la reposición, Cequeira demoró (CRONOMETRADO) más de 5 seg. en sacar. Los árbitros ignoraron la situación y Ruiz Moreno cortó a Fernández que definió con 1/2 de Libres.

 

Última pelota para Echagüe y Buemo optó por ganarlo antes que ir a lo seguro (buscar 2 puntos). Marró, y victoria de Hindú 66-68. Silencio sepulcral… En otros tiempos, el grito desesperado desde la tribuna hubiese tenido por destinatario a la dirigencia para que adopte la medida impostergable luego de haber cambiado un extranjero, traído a otro, y recambiado a dos nacionales.

Pero no… El poco público que asiste al “Gigante” y los nobles hinchas quizás entienden que las determinaciones pospuestas tienen que ver con las arcas, con lo económico.

 

La síntesis

 AEC-HINDU-6

ECHAGÜE CLUB (Paraná) (9-15) 66-HINDU CLUB (Resistencia) (15-11) 68

Echagüe Club (66): Jeremías Sandrini 7, Lisandro Ruiz Moreno 15, Federico Giarraffa (x) 0, Jamelle Cornley 12, Sebastián Cabello 14 (fi); Mariano García 10, Keevin Tyus 4, Franco Barroso 4, Carlos Buemo 0. DT: Ignacio Barsanti.

Hindú Club (68): Martín Cequeira 3, Mauro Coronel 9, Pablo Fernández 17, Kenneth Jones 11, Pablo Moya 3 (fi); Lucio Reinaudi 2, Cristian Romero 9, Fabio Vieta 8, Julián Morales 6. DT: Gastón Castro.

Árbitros: Mario Aluz y Gonzalo Delsart. Parciales: 20-8, 33-25 y 51-43. Estadio: Luis Butta.

 

Ganó Rocamora en Patagones

 

La jornada se completó en Carmen de Patagones donde Tomás de Rocamora interrumpió un ciclo invicto de tres partidos y le ganó a Atenas 102 a 91 merced a un último cuarto de 32 a 15. Con este resultado en la pelea por salir de la última posición de la Conferencia Sur el equipo uruguayense en parte recuperó el punto perdido en casa frente a Villa General Mitre.

 

Atenas se fue al descanso montado en su máxima diferencia del encuentro (53-39) pero en el complemento se invirtieron las producciones (Rocamora convirtió 63 puntos). En el último segmento Atenas erró demasiado (4/21) y precipitó un sinfín de lanzamientos de tres puntos (3/14) que fueron aprovechados al máximo por un Rocamora ofensivamente más ordenado.

 

Joaquín Deck (28, 4/4 triples), Martín Gandoy (22+5+6) y Gary Johnson (20+12) consiguieron los mejores números de Rocamora. En Atenas entre César Lavoratornuovo (21) y Taylor King (19) consiguieron 40 de los 91 puntos. Emiliano Agostino y Scott Cutley sumaron 14 cada uno.

 

La síntesis

 

ATENAS (Carmen de Patagones) (11-13) 91-TOMAS DE ROCAMORA (C. Uruguay) (8-16) 102

Atenas (91): Hernán Etchepare 7, Emiliano Agostino (x) 14, César Lavoratornuovo 21, Scott Cutley 14, Taylor King 19 (fi); Luciano Tantos 7, Junior Peralta 6, Agustín Sánchez 3, Giorgi Pazzarelli 0. DT: Facundo Sucaztky.

Rocamora (102): Agustín Lozano 3, Galo Impini 2, Martín Gandoy 22, Joaquín Deck 28, Gary Johnson 20 (fi); Gastón Semiglia 14, Franco Baralle 11, Marcos Jovanovich 2, Francisco Pag 0. DT: Juan Varas.

Árbitros: Pedro Hoyo y Rodrigo Reyes. Parciales: 29-27, 53-39 y 76-70. Estadio: Atenas.

 

Platense con sangre, sudor y lágrimas

 

Mucho debió bregar Platense para sacar de encima a Temperley en Vicente López y ganarle 80 a 72, resultado con el cual se mantuvo en la segunda colocación de la Conferencia Sur.

 

El visitante pegó de entrada. A los cinco minutos apostando al juego interior de Chaine y Graham sacó un margen de trece y dejó a Platense con la urgencia de levantar su producción (5-18 máxima). El local mejoró en el resto de ese primer cuarto, encontró a Morales y en el cierre con algunos cambios achicó a siete cuando recibió un bombazo de Pelorosso (18-28).

 

Con el traspaso de los minutos Platense lentamente avanzó y pese a la tenaz resistencia de Temperley se quedó con la victoria. Cuando promediaba el último cuarto tres triples en fila de Lorio en no más de noventa segundos generaron un quiebre (66-59). En los últimos dos el visitante intentó detener su caída (70-66, 75-72) pero Lorio acertó otro triple y los cortes con faltas para recuperar la bola al visitante no le dio resultado (Platense acertó 5/6 libres).

 

Para Platense lo importante fue ganar dejando atrás una descolorida labor de Tyrone Lee (5 puntos y 4 rebotes, 1/11). Para eso los tuvo a Sebastián Morales (18), Matías Aristu (14) y Genaro Lorio (13) entre sus principales anotadores. En Temperley lo mejor pasó por las manos de Sebastián Chaine 817), Delwan Graham (16) y Leopoldo Ibáñez Paz (15).

 

La síntesis

 

PLATENSE (Gran Bs. As) (20-6) 80-TEMPERLEY (Gran Bs. As) (10-13) 72

Platense (80): Facundo Zárate (x) 6, Matías Aristu 14, Sebastián Morales 18, Tyrone Lee 5, Ariel Eslava 8 (fi); Alejandro Pappalardi 10, Facundo Vázquez 4, Genaro Lorio 13, Juan Pablo Lugrin 2. DT: Alejandro Vázquez.

Temperley (72): Lucas Ortiz 6, Federico Dayer 3, Leopoldo Ibáñez Paz 15, Delwan Graham 16, Sebastián Chaine 17 (fi); Martín Trímboli (x) 6, Raúl Pelorosso 9, Leonel Rodríguez 0. DT: Leonardo Costa.

Árbitros: Cristian Salguero y Enrique Cáceres. Parciales: 18-28, 35-38 y 53-54. Estadio: Platense.

 

Cuestión de agenda

 

INDEPENDIENTE (Santiago del Estero – DEPORTIVO NORTE (Armstrong)

- Hora: 22.00

- Árbitros: Danilo Molina – Ariel Rosas

- Estadio: Estadio Ciudad (Santiago del Estero)

 

TIRO FEDERAL (Morteros) – AMEGHINO (Villa María)

- Hora: 21.30

- Árbitros: Fabio Alaniz – Leonardo Barotto

- Estadio: Vide Tealdi (Morteros)

 

CENTRO ESPAÑOL (Plottier)- RIVADAVIA (Mendoza)

- Hora: 21.30

- Árbitros: Alejandro Ramallo – Javier Sánchez

- Estadio: El Templo (Plottier)

 

SAN ISIDRO (San Francisco) – VILLA SAN MARTÍN (Resistencia)

- Hora: 21.00

-Árbitros: Alejandro Trías – Sebastián Gauna

- Estadio: Severo Robledo (San Francisco).-

Fotos: Gentileza Prensa AEC – Bernardo Albisu.-

Etiquetas: , ,