Publicado el 11/2/2018 a las 18:28

Echagüe hundido: Mitre lo aplastó y Talleres va por el remate

Echagüe hundido: Mitre lo aplastó y Talleres va por el remate

Echagüe no reacciona. Sin juego de equipo, solo hay singularidades perdidas en el rectángulo. Un coach sin ideas revulsivas. Una dirigencia desconcertada. Un hincha noble cada vez más decepcionado. Una prensa, en líneas generales, indolente. Asociación Mitre lo destrozó en “El Jardín de la República”. Fue 91-64 y pudo ser más catastrófico. Los de Paraná juegan hoy en “La Leonera” desde las 20. Talleres de Tafí Viejo lo espera buscando venganza por lo ocurrido el 16 de diciembre (71-58). Los jueces serán Diego Rougier y Sebastián Vasallo.

 

En el “Dionisio Muruaga”, Asociación Mitre cosechó su 6ª victoria consecutiva, en tanto Echagüe soportó su 11° traspié como visitante (solo un triunfo en dicha calidad…).

Por promedios, los de Jerónimo Trezza ya están segundos en la tabla de la Conferencia Norte. Los de Ignacio Barsanti, penúltimos, en una Liga Argentina de Basquetbol que lo está inscribiendo como candidato a la pelea por la Permanencia.

 

El estadounidense Tevin Glass (18 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) encabezó el goleo del vencedor. José Muruaga manejó los hilos (14 puntos, 3/4 triples, 5/5 en Libres y 4 asistencias). Claro que hubo más valores preponderantes: Bruno Ingratta (13 puntos, 5/6 de Campo, más 5 rebotes), Luis Argañaráz llegando desde el banco (12 puntos, 7 rebotes) y Pablo Osores (11 puntos, 11 rebotes, y 4 asistencias).

 

Lo de Echagüe fue paupérrimo. Solo aguantó un cuarto. Luego, fue vapuleado, llegando a caer hasta por 31 de brecha.

Sólo Jamelle Cornley (16 puntos y 7 rebotes), junto a Sebastián Cabello (15 puntos) zafaron del aplazo.

 

Anotar 64 puntos, lanzar con un 31 % de Campo, 35 % de Dos, 22 % de Tres, y 66 % en Libres lo expresa todo.

Jeremías Sandrini, recuperándose de un esguince de tobillo, jugó 33 minutos. Cabello, que es uno de los gladiadores incansables, 32. Desde el minuto 27, perdía por 20 (68-48). Antes, el margen promedio fue de 11.

 

Keevin Tyus, que está conociéndose con sus compañeros, rindió muy por debajo de lo que se espera de él, pero su técnico le concedió 19 minutos. Incomprensible.

Obvio… quizás hubo motivos físicos. En Echagüe lo comunicacional no da ni para un discreto. Es lisa y llanamente deficiente.

Solo hay partes de local, no hay comunicados en cuanto a lesiones, y los medios se enteran antes de los cortes que la propia información oficiosa. Lo único sobresaliente: el aporte fotográfico extraordinario de Bernardo Albisu.

 

Barsanti sabía que este domingo se debía enfrentar a un Talleres que si se impone por 14 lo deja incomodísimo al elenco de Paraná.

Pero, como ya enunciamos, el joven entrenador de nuestra ciudad mantiene inalterable su criterio. Y con ese criterio, Echagüe pasó sin gloria y con mucha pena por Liga Nacional, descendiendo raudamente a Segunda tras adquirir plaza de élite atrás de un escritorio.

 

Y la dirigencia le da su aval. Por lo tanto, no hay mucho más por agregar. O a lo sumo consignar, pensando en una hipotética discusión angustiosa por permanecer, los dos peores equipos de la  Sur tienen dos juegos menos que los entrerrianos y casi idéntico porcentual. De tal modo, si levantaran Independiente, Barrio Parque y Ameghino, Echagüe hasta podría resignar localía para instancia de Playoffs por NO DESCENDER.

 

Anoche, Asociación Mitre ganó cada uno de los cuartos y entre el segundo y tercero anotó 59 de los 91 puntos. Echagüe no claudicó solo por 10 minutos: 17-15, luego fue 25-19. Se retiraron a vestuarios con un 42-34. Pero en el 3° perdió 34-16 y asunto liquidado (15-14).

 

No hay mucho más por agregar que nos interese.

 

¿Da para la esperanza?

 

Echagüe puede reivindicarse rápido. Sí. Hoy mismo. Pero… ¿Cómo estará la cabeza de un grupo de profesionales que solo debería dedicarse a jugar al básquet, si nos atenemos a que desde el estamento directriz se destaca el estricto cumplimiento contractual?

A estos deportistas de alto rendimiento, presuntamente, se les otorga todo lo exigible en sus contratos. ¿Entonces?

 

En diciembre estuvieron Bryan Coleman, Mateo Gaynor y Raúl Pelorosso. Este domingo se presentarán Jamelle Cornley (acierto de Barsanti), Federico Giarrafa (se adaptó rápido y no nos disgusta para nada) y Keevin Tyus (al cual se lo observa poco confortable en esta formación o con esta guía táctica-estratégica).

 

En Talleres siguen Gastón García, el ex Sionista Martín Gómez, Jerónimo Solórzano, Lyonell Gaines, George Valentine, Cristian Soria, Iván Julián, Sergio Espíndola, Joaquín Nóblega, reforzándose con el escolta Vittorio Fazzini (ex Peñarol de Mar del Plata), un pibe que desde su llegada ha cumplido satisfactorias producciones.

 

¿Recordamos brevemente qué pasó en Paraná? Con un 39 % de Campo, un 64 % en Libres y 14 pérdidas, Echagüe logró vencer a un muy pobre Talleres de Tafí Viejo que lanzó con un 32 % de Cancha, producto del paupérrimo 13 % de Tres y un 53 % en Libres.

El 71-58 remarcó el mal nivel del espectáculo que se desarrolló en el casi despoblado  “Humberto C. Pietranera” a raíz de “desperfectos técnicos” en el “Luis Butta”, vinculados a la fase eléctrica.

 

Echagüe llegó a sacar 19 de máxima (71-52), tras estar 6 abajo en el primer cuarto (6-12, 8-14). La superioridad se consolidó a partir de la primera mitad del tercer chico.

Carlos Buemo, con 29 puntos en 30 minutos, fue el MVP de la noche. El santafesino globalizó un fantástico 10/11 de Cancha, con un notable 8/8 en tiros de Tres, y 7 rebotes.

Esa noche, volvió Mateo Gaynor y fue valioso su aporte en diferentes lapsos del juego, conjugando 11 puntos en 17 minutos, con 3/5 de Dos y 5/6 en Libres.

 

El 56 % de los puntos paranaenses fueron anotados por Buemo y Gaynor, ningún otro jugador encestó en doble dígito, más allá que todos brindaron su granito de arena, menos Jerónimo Rosso que estuvo menos de un minuto participando.

 

Está claro que de no ser por Buemo, el juego hubiera sido un espanto: Lisandro Ruiz Moreno, en 30 minutos convirtió 4 puntos con 2/8 de Campo (0/3 de Tres), Jeremías Sandrini jugó 23 minutos, marcó 6 puntos con 3/7 de Cancha, bajando 6 rebotes y dando 6 asistencias, Bryan Coleman, en 23 minutos, anotó 3 puntos (cada vez peor el estadounidense…) con 1/5 de Campo, y Sebastián Cabello, en 20 minutos, tributó 2 puntos con 1/6 de Cancha.

Desde el banco, amén de Gaynor, lo mejor fue expuesto por Raúl Pelorosso con 8 puntos en 16 minutos, 3/5 de Campo.

 

Mariano García aportó 7 puntos en 16 minutos con 2/7 de Cancha y Franco Barroso brindó un punto en 19 minutos, con un asombroso 0/7 de Campo, brillando en los rebotes con 11.

 

Lyonell Gaines Jr. fue lo más rescatable del elenco forastero con 16 puntos en 24 minutos, 7/11 de Dos y 5 rebotes.

Una de sus máximas figuras, Martín Gómez, el ex Sionista y formado en El Quillá de Santa Fe, convirtió 10 puntos, con un 4/13 de Cancha, mostrándose muy impreciso de Tres (2/9).

 

Otra de sus piezas principales perimetrales, Jerónimo Solorzano, 7 puntos y 7 rebotes, lanzó con un 2/10 de Tres inquietante para el coach Mario Vildoza.

Del mismo modo, las otras dos fichas esenciales, Gastón García y George Valentine, cumplieron un papel muy por debajo de lo que venían exhibiendo, lo que habla de una pésima noche tucumana y de una defensa entrerriana excepcional.

 

El base jugó 27 minutos y encestó 5 puntos, todos desde la línea de Libres con un 0/4 de Cancha.

El estadounidense solo contribuyó con 8 puntos y 7 rebotes, aunque falló demasiado en Libres (2/6).

 

Pero desde el banco visitante también hubo cánones muy insignificantes: el base Joaquín Nóblega no encestó, con un 0/6 de Cancha, o Cristian Soria procuró ayudar con 6 puntos, 1/5 de Cancha.

Mientras que, si bien los triples de Buemo fueron claves, resultó evidente que Echagüe ganó la pelea interna e Iván Julián solo estuvo 16 minutos en el rectángulo, convirtiendo 4 puntos y bajando 4 rebotes.

 

Echagüe no brilló. Para nada. Se apoyó básicamente en la original producción de Buemo.

Barsanti, del cual no se discute para nada su responsabilidad, su compromiso con la CANTIDAD de laburo, ha ratificado que no piensa modificar su filosofía, su estilo, su línea de trabajo.

 

De hecho, si bien justifica la campaña por las lesiones, no deja de hablar en su círculo íntimo que la “Defensa” y la performance atlética es el “Debe” central por una cuestión particular en lo “actitudinal”, cuando ES DEMASIADO CLARO que su Eficiencia Ofensiva es el más delicado obstáculo para estar más arriba.

Y dentro de ese panorama, las carencias internas como las negligencias perimetrales precisan un equilibrio para dejar de conceder ventajas. Pero el balance desaparece por lo que permite el coach a ciertas individualidades.

 

Las elecciones frente al aro contrario, las decisiones, y -por lógica- los números imperfectos, han generado notorias dificultades a la conversión defensiva, donde a la vez hay que soportar debilidades bajo el canasto, generando ese cóctel suficientes espacios y ángulos para que los rivales de turno aprovechen y resuelvan a su favor trámites parejos.

 

Coincidimos con el DT que hay un factor psicofísico conspirativo, ocasionando intermitencias, irregularidades que conllevan distracciones, desconcentraciones, inestabilidades.

 

En la cruda comparación entre formaciones “criollas”, Echagüe es MUCHO más que Talleres. Pero no lo evidencia en su mecánica colectiva. El punto difuso es cómo puede resolverse el duelo Gaines-Valentine III vs. Cornley-Tyus.

Y es imprescindible dejar en claro… lo comparativo radica en la inversión económica de una y otra entidad en estas fichas.

 

Talleres acentuó en nuestra ciudad que es un MUY humilde equipo, “corto”, de no tanta talla, que no debería provocar dolores de cabeza a los de Paraná más allá de las limitaciones o insuficiencias del conjunto de la Capital entrerriana.

¿O estamos equivocados, se desquitan, codician la revancha y “Los Leones” hoy destruyen a su malherido rival?

 

Lo que sigue

 

HINDÚ (Resistencia) – OTC (Oberá)

- Hora: 21.00

-Árbitros: Héctor Wasinger – Gustavo D´Anna

-Estadio: Hindú Club (Resistencia)

 

SAN ISIDRO (San Francisco) – INDEPENDIENTE (Santiago del Estero)

- Hora: 21.00

-Árbitros: Pablo Leyton – Rodrigo Reyes Borras

-Estadio: Severo Robledo (San Francisco)

 

RIVADAVIA (Mendoza) – DEPORTIVO (Viedma)

- Hora: 21.00

-Árbitros: Maximiliano Piedrabuena – Maximiliano Moral

-Estadio: Leopoldo Brozovix (Mendoza)

 

ESTUDIANTES (Olavarría) – CICLISTA (Junín)

- Hora: 20.30

-Árbitros: Julio Dinamarca – Alejandro Trías

-Estadio: Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero (Olavarría).-

Etiquetas: , ,