Dujovne estudia gravar a mutuales y cooperativas

Nicolás Dujovne pasa las tardes punteando números para el proyecto de presupuesto que enviará el fin de semana al Congreso y una de sus últimas ideas es aplicar Ganancias a las cooperativas y mutuales. Ya lo intentó con la reforma tributaria sancionada el año pasado, pero lo frenaron los propios diputados de Cambiemos en una mini reunión previa a la sesión.  La queja era que la ley amenazaba la estabilidad de pequeñas cooperativas, la mayoría del interior del país, que cumplen funciones en la economía social y quedaban gravadas.

 

El artículo 23, finalmente eliminado, sólo exceptuaba a las ART y gravaba por igual a las actividades de ahorro y “entidades mutualistas”. Dujovne lo defendió, pero se rindió cuando supo que se arriesgaba a un papelón si los diputados de Cambiemos lo borraban en el recinto.

Dujovne intentó gravar cooperativas y mutuales el año pasado, pero sus diputados lo frenaron. Ahora lo limitaría a seguros y finanzas, para darle más fondos a los gobernadores.

 

Para no repetir el error, esta vez estudia que el impuesto sólo grave a cooperativas y mutuales dedicadas a actividades financieras y de seguro, sectores rentables y no tan castigados por la crisis.

Como Ganancias es un impuesto coparticipable, parte de la recaudación del nuevo gravamen llegaría a las provincias y compensaría la pérdida por la eliminación del Fondo Federal Sojero.

 

Con el mismo objetivo, Dujovne escribe un proyecto de ley que exime a las provincias de cumplir el consenso fiscal y las habilita a subir ingresos brutos y sellos; y sostiene el impuesto al cheque, otro de los que la Nación coparticipa. La otra pelea abierta, según los colegas de La Política On Line, es por la transferencia de subsidios y de la tarifa social.

Estas caricias a los gobernadores intentan frenar la sesión especial que pidieron diputados de seis provincias para tratar la derogación del DNU que eliminó el Fondo Sojero y sólo hasta 2019 privaría a provincias y municipios de 1000 millones de dólares.

 

Cambiemos sueña con aprobar el presupuesto el 3 de octubre en Diputados, pero el malestar de algunos gobernadores y el fastidio de los legisladores opositores que no fueron convocados a la negociación y amenazan con alterar los planes.

Dujovne presentará el presupuesto el lunes y recién el jueves asistirá a la Comisión de Presupuesto a exponer los detalles finos. La semana siguiente lo seguirán Rogelio Frigerio y otros ministros y Cambiemos presionará para dictaminar y sesionar cuanto antes. Por ahora, es una hora de ruta difícil.