¿Desoyó Macri a la ONU? Trasladan a Facundo Jones Huala a Chile

Incumpliendo lo resulto por el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Estado Argentino procedió este martes a trasladar a Facundo Jones Huala a Chile. En el país trasandino será juzgado por los delitos de incendio en lugar habitado y tenencia ilegal de arma de fuego de fabricación artesanal.

 

Se trató de una operación secreta de la Policía Federal, por lo que usaron un helicóptero para trasladarlo desde la Unidad Penitenciaria de Esquel hasta el aeropuerto de El Plumerillo.

Desde allí, y sin aviso a su familia, lo llevaron a Chile, acompañado por cuatro policías, dos del grupo GEOF y dos de Interpol Buenos Aires.

En la capital trasandina pasará la noche del martes muy probablemente en un espacio de máxima seguridad de instalaciones de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI). El miércoles muy temprano seguirá rumbo a Valdivia donde lo esperan funcionarios de la fiscalía de la Región de los Lagos, miembros de la PDI y agentes de Carabineros de Chile fuertemente armados.

 

Fuentes chilenas confirmaron que el fiscal del área, Sergio Fuentes, pedirá de inmediato la prisión preventiva para Jones Huala en los Tribunales locales tomando en cuenta el alto nivel de posibilidades de que se fugue como ya hizo en 2013. En ese momento, el lonko gozaba de prisión domiciliaria en una casa de Valdivia.

En este estado deberá aguardar al procedimiento judicial que podría demorar entre uno y tres meses. Durante este plazo la fiscalía reunirá y analizará todo el material probatorio que hay en contra de Jones Huala. De acuerdo a lo que ha trascendido en los últimas horas, el fiscal Sergio Fuentes, tendría testigos que ubican al lonko en el lugar del incendio.

 

Después de transcurrida esta etapa del proceso llegará el momento del juicio. De resultar culpable, Jones Huala podría recibir una condena de 8 años de reclusión por incendiar una propiedad y haber sido encontrado en posesión de un arma de fabricación artesanal. Este último hecho ha quedado probado, dejaron trascender fuentes chilenas.

 

El procedimiento de traslado se desarrolló en medio de un total hermetismo y por sorpresa para evitar conflictos con los militantes mapuches radicalizados que son leales al lonko. El avión llegó al mediodía sin avisos oficiales de ningún tipo. Había temor de que miembros de la RAM fueran hasta el aeropuerto para atacar la aeronave, indicaron voces locales. A Jones Huala se lo observó todo el tiempo esposado, usando un chaleco antibalas y un casco.

 

“La medida fue dispuesta por el presidente Macri y avalada por el juez federal de Neuquén Dr. Villanueva”, indicaron los voceros.

El Comité de la ONU había exigido la suspensión de la extradición mientras se sustancia la petición.