Publicado el 18/3/2017 a las 10:35

Desde el Gobierno insisten en que no hay “lluvia” de importaciones y cuestionan el paro de la CGT

Desde el Gobierno insisten en que no hay “lluvia” de importaciones y cuestionan el paro de la CGT

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, subrayó que el paro lanzado por la CGT para el 6 de abril tiene “razones políticas”, al no considerar válidos los argumentos esgrimidos por la central obrera para la convocatoria, sobre todo las críticas por despidos y apertura de importaciones. En declaraciones a radio Continental, aseguró: “Creo que las razones son políticas, porque las razones que se esgrimieron para hacer el paro no son válidas”. También admitió que el paro lanzado ya no se puede frenarmy cuestionó el momento elegido por la CGT para realizar la medida de fuerza.

 

“La CGT fue muy respetuosa y trabajamos muy bien en 2016, que tuvimos tres trimestres que fueron muy malos. Y esto empieza a ocurrir (por el endurecimiento de la central obrera) cuando hay crecimiento de la economía del 0,9 por ciento, estamos viendo crecimiento en la producción, en el empleo. La verdad que no entiendo el momento para hacer un paro”, afirmó.

 

En tren de rebatir los motivos del triunvirato que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, el funcionario nacional negó que se estén produciendo despidos masivos.

 

“Seguramente habrá habido algunos despidos, pero estos últimos meses son de crecimiento, de producción, no de despidos”, aseguró. Y ejemplificó: “En el sector automotriz, por razones circunstanciales, hay algunas suspensiones. Los gremios entienden esto y las empresas están cuidando muchísimo a sus empleados, porque prevén tomar más gente y crecer en la producción. El plan que lanzamos (por el plan ‘Un Millón’) prevé tomar 30.000 personas en forma directa en las terminales, en lo productivo”.

 

Cabrera dijo que “es falso” que exista una “lluvia de importaciones”.

 

Consultado sobre el tema, otro argumento de la CGT para la convocatoria al paro, señaló que el Gobierno fue “muy cuidadoso con la administración del comercio”.

 

“En algunos sectores sensibles, como el caso de los textiles, las importaciones están hechas por los propios empresarios y han sido muy bajas con respecto a situaciones anteriores”, graficó el ministro.

 

“En el caso textil, el aumento total, en toneladas, fue del 6%. Pero si uno tiene en cuenta la lucha contra el contrabando, el volumen fue 14% más bajo”, añadió.

 

Al referirse a los acuerdos sectoriales con ciertos gremios, como los alcanzados con los petroleros para empujar la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, o con los gremios de la industria automotriz en el marco del plan “Un Millón”, Cabrera dijo que no “tienen que ver con torcerle el brazo a los sindicatos”, sino con negociaciones “que tienen que ver con ponernos de acuerdo todos los participantes en hacer un plan de crecimiento de la producción y mejora de la productividad”.

 

Cabrera, afirmó además que el programa Precios Transparentes “no fracasó” y destacó que “no cayeron las ventas” en comercios, “cambió la modalidad de compra”.

 

Sin embargo, el funcionario reconoció que “cayeron las ventas de productos en cuotas porque esto generó confusión, generó miedo, se rompió la magia de creer que se podía comprar en cuotas”.

 

Destacó también el acuerdo voluntario al que llegaron las cámaras de comercio y los bancos para la rebaja de comisiones, al tiempo que señaló que tomaron la “decisión como gobierno de ayudar para que se llegue a este acuerdo”.

 

Al respecto, puntualizó que se trata de “un acuerdo entre las cámaras de comerciantes, básicamente la CAME y la Cámara Argentina de Comercio y las tarjetas de crédito, para que bajen voluntariamente el arancel, que es lo que cobran las tarjetas al comercio”.

Etiquetas: , ,