Publicado el 13/4/2018 a las 11:05

Déficit fiscal: se duplicó el pago de intereses de deuda

Déficit fiscal: se duplicó el pago de intereses de deuda

El déficit primario del sector público acumulado en los primeros tres meses del año se ubicó en 0,3 puntos del PBI, la mitad del 0,6% previsto para este período, y llegó a $31.001 millones, un 25% menor al mismo periodo del año pasado, según informó hoy el Ministerio de Hacienda.

 

Este resultado surgió de los datos divulgados esta mañana, que ubicaron al déficit primario del sector público de marzo en $14.702 millones, resultante de ingresos por $195.942 millones (+21,7% nominal) y gastos sin contar el pago de intereses $210.644 millones (+17,6%). Si se computan las erogaciones vinculadas con el pago de deuda, el déficit financiero resultante es de $37.896 millones (+8% nominal).

 

En el acumulado trimestral, el gasto total asciende a $603.039 millones (aumenta un 18,5% nominal) y los ingresos llegaron a $572.038 millones (suben 22,3%). La diferencia, que representa el 0,3% del PBI, representa un sobrecumplimiento de $39.000 millones de la meta planteada por el Gobierno, que proyectaba para el período un déficit de $70.000 millones, equivalente al 0,6% del PBI.

 

Sin embargo, los intereses por pago de deuda crecieron 106,6% interanual en los tres primeros meses del año y totalizaron $60.522 millones. En consecuencia, el resultado financiero acumulado en el trimestre exhibe un rojo de $91.523 millones, con un alza nominal del 29,6%.

 

El Gobierno explicó que los intereses en el primer trimestre crecieron debido a que el año pasado se prefinanciaron en enero para pagar una deuda que vencía en abril y, por lo tanto, aseguran que este mes el pago de intereses va a ser menor que el año pasado, lo que va a permitir acomodar mejor la variación del acumulado en los primeros cuatros meses.

 

“Con el pago del cupón en enero, el pago de intereses había aumentado 296% ese mes. Pero lo que cancelamos en abril pasado, por lo tanto, este año no va a pagar cupón. En enero, además, entraron $10.000 millones del 30 de diciembre que tenía que pagar el Banco Central y que, como cayó sábado, ingresó en enero”, explicó Rodrigo Pena, secretario de Hacienda.

 

En el detalle trimestral de los gastos, mientras las prestaciones sociales como jubilaciones y asignaciones familiares crecieron un 30,5% con respecto al mismo periodo del año pasado, los gastos de capital -en transporte, vivienda, agua y alcantarillado- cayó un 23,1%. Según explicó Pena, el Gobierno tuvo poca deuda flotante a 2017 para pagar y, por lo tanto, el gasto en capital se va a emparejar cuando arranque la dinámica de la obra pública.

 

Para este año, el Gobierno plantea como meta fiscal llegar a un 1,6% acumulado en el segundo trimestre, 2,2% en el tercero y 3,2% en el agregado anual. Para 2019, la meta es del 2,2%.

 

Los datos oficiales fueron presentados por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; Pena, y Andrés Edelstein, subsecretario de Ingresos Públicos, durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.

 

El año pasado, con un déficit fiscal primario anual de 3,9% del PBI, el Gobierno sobrecumplió la meta fijada en 4,2%. El déficit primario creció en términos nominales el 18% y el financiero el 32% frente al ejercicio 2016.

 

La sequía no impactará en la recaudación fiscal

 

Dujovne indicó que la sequía no va a tener un impacto fiscal tan grande debido a que aumentaron también los precios internacionales de los productos agrícolas debido a la escasez.

 

“A nivel macroeconómico, la sequía nos va a costar bastante en términos de crecimiento, algo parecido a 0,8% del PBI. A pesar de eso, pensamos que la economía argentina está en medio de un proceso de aceleración de su tasa de crecimiento, donde va a crecer cerca del 3%, aún con la sequía. Si no hubiéramos tenido el efecto de la sequía la economía estaba para crecer al 4% o más”, dijo.

 

Asimismo, con respecto a la inflación, el ministro de Hacienda, ratificó que no van a modificar la meta para 2018 y volvió a apoyar la política monetaria del Banco Central (BCRA).

 

“La meta no es una proyección. El Banco Central cuenta con todo nuestro apoyo para conseguir el objetivo. Sabíamos que el primer cuatrimestre iba a ser el más duro, porque ahí se concentraban la mayor parte de la suba de precios regulados y eso termina afectando también a la inflación núcleo. De aquí para adelante queda mucho menos en suba de precios regulados”, indicó.

 

“En tanto, el tipo de cambio real se encuentra en un nivel en el cual no creemos que sufra alteraciones significativas como las que sufrió entre diciembre y febrero. Eso también va a contribuir a moderar la tasa de inflación. Asimismo, vemos con mucho optimismo que hay una gran responsabilidad en el sector privado de cerrar los acuerdos salariales cerca de los niveles de nuestra meta de inflación”, agregó.

 

Por último, Dujovne indicó que la política monetaria del Banco Central hoy es más contractiva de lo que era hace algunos meses. “Las tasas de interés real, si uno tema la proyección de inflación a 12 meses y se la compara con la tasa de política monetaria, se encuentra en niveles más elevados de los que tuvo en promedio el año pasado”, dijo.

 

“Además ahora el Banco Central está usando activamente su política cambiaria también, como complemento de su política de tasa de inflación para alcanzar la meta. Estamos convencidos que después de abril -donde vamos a tener un número alto de inflación también- vamos a tener un marcado descenso en la tasa de inflación”, concluyó.

Etiquetas: ,