Conflicto con el municipio: los guardavidas marplatenses quemaron gomas

El intendente Carlos Arroyo comenzó el fin de semana largo con un dolor de cabeza: más de 80 guardavidas quemaron gomas en las playas ubicadas frente al Hotel Provincial en reclamo de una renovación de contratos de cara a la próxima temporada. Desde la comuna aseguran que hay “sobrepoblación” en el sector y no renovarán el servicio.

 

La discusión comenzó en septiembre con una movilización pacífica. A finales de ese mes los guardavidas continuaron su protesta con un acampe frente a la municipalidad por la falta de respuesta de las autoridades. El conflicto se intensificó y la gestión de Arroyo decidió no renovar el contrato luego de 25 años a un total de 87 guardavidas agrupados en la Asociación Mutual de Guardavidas y Afines de Mar del Plata.

 

Esta semana, el secretario de economía Hernán Mourelle tiro más leña al fuego: “La Mutual es simplemente un proveedor de servicios, ya no tiene más contrato y es una cuestión que viene de las administraciones previas con una superpoblación de servicios. Nosotros estamos corrigiendo y optimizando la inversión en el servicio para que sea adecuada a lo que se necesita y no se esté sobre gastando como ya lo hicimos con el servicio de limpieza municipal”.

En la semana Cristina Coria, concejal del radicalismo y aliada a Arroyo, afirmó que “los guardavidas tienen razon” en el conflicto, lo que generó cortocircutos en la gestión.

 

Con una decisión que parece tomada, los guardavidas decidieron visibilizar su conflicto en la mañana del sábado al quemar gomas en las playas ubicadas frente al Hotel Provincial, una de las postales más emblemáticas de Mar del Plata. El año pasado el Concejo Deliberante sancionó una ley donde se prohíbe la quema de neumáticos en cualquier lugar del distrito.