Publicado el 9/4/2017 a las 16:26

Conflicto APB – FBER: ¿surgirán más voces esclarecedoras?

En las últimas horas se han comunicado con nuestra Redacción algunos dirigentes de la Ciudad de Paraná para exteriorizar sus puntos de vista respecto al conflicto que confronta a la Asociación Paranaense de Basquetbol y la Federación de Basquetbol de Entre Ríos. La posición de este humilde medio es drástica. El espacio se encuentra a disposición. Todo aquel directivo, entrenador, árbitro, jugador, padre, simpatizante, aficionado que desee expresarse, bienvenidas sus editoriales. Pero no volveremos a resignar tiempo inútilmente. Nos sobran anécdotas de concertar reuniones, de esperar ser depositarios de opiniones, y que puntuales protagonistas de nuestro básquet declinen su postura.

 

El baloncesto de Paraná atraviesa por otro temblor que sacude su estructura directriz. De hecho que, si bien no se oficializó, días atrás renunció Luis Alberto “Chuzo” González a sus responsabilidades en el seno de la APB, sin clarificarse el porqué de esa determinación.

Si bien es extensa la lista de coyunturas que generan vacilación, dudas, incertidumbre, en especial a presidentes de entidades, en torno a la problemática que ocasiona confrontación con la FBER, prima la indecisión de los propios responsables de las entidades que asumen un enfoque indefinido.

 

Y esa imprecisión, ocasiona mayor confusión al panorama de por sí complejo que afecta y/o potencia la ambigüedad del clima de por sí ya extremadamente beligerante, litigioso y para nada productivo.

Peor aún… Los manifiestos en charlas privadas, las opiniones enmascaradas y/o escondidas terminan erigiéndose en murmullos para nada edificantes, improductivos.

 

Lo que necesita el básquet APB es sincerarse, “poner las cartas boca arriba”. ¿Costará tanto hablar claro, con fundamentos sólidos, con argumentos irrebatibles?

El Ing. Carlos Álvarez, presidente de la FBER fue muy descriptivo en nota que publicásemos el 3/4/2017 a las 00:59, http://cuestionentrerriana.com.ar/carlos-alvarez-exhorta-a-la-apb-a-que-digan-la-verdad/

 

Fue muy gráfico, detallado, el máximo referente directriz federativo (consideraciones subjetivas al margen…). Acto seguido, habló el máximo representante de la Asociación Paranaense de Basquetbol Femenino, un referente histórico del Club Atlético Olimpia, y sabemos que en reunión del lunes pasado, el Club Atlético Estudiantes expuso un enfoque visiblemente inverso a la “doctrina” asociativa, respecto a la convocatoria a Asamblea Extraordinaria para el 25 de abril y a propiciar la declaración de “persona no grata” del Dr. Arnoldo Abasto.

 

¿Y el resto? ¿Todos los clubes de Paraná apoyan al Consejo Directivo de la APB? ¿Nadie quiere hurgar, investigar, analizar acerca de tantas preguntas sin respuestas o a tantas acusaciones flojas de papeles?

Nos indicaba a fines de esta semana una fuente asociativa: “toda la verdad se sabrá a través de los Tribunales. La Justicia ya está actuando…”.

 

Bueno… ¡Bárbaro! Nos parece perfecto. ¿Qué juzgado está actuando? ¿Cómo se caratula la causa? ¿Se nos podrá tributar más detalles de la presentación judicial?

Inevitable recordar que en la última semana de abril del 2014, el Dr. Guillermo Vartorelli se hizo cargo de la causa por el robo a la Asociación Paranaense.

 

Nunca más, nada más se habló del tema de manera oficial. En verdad, buscamos en todos los archivos posibles declaraciones del Dr. Vartorelli o del juez actuante y fue infructuoso.

Hoy se habla de procedimientos en Tribunales Ordinarios pero… no hay detalle, no hay especificaciones.

 

¿Por qué no ser más transparentes? El robo a la APB implicó la pérdida de más de cien mil pesos. Todo en la nebulosa. Solo se supo que la mitad iba a ser reintegrada por el Consejo Directivo. ¿Y el otro 50 %?

¿Se ha hablado de esto en memoria y balance alguna vez?

 

Preguntamos pues simplemente desconocemos lo ocurrido a raíz que si algo mutó desde el arranque del Ciclo Blanc fue el modo de comunicarse. Para mal, obviamente…

Por dar un ejemplo… En la Gestión Passarella, y comienzos del “Mandato Blanc”, se publicaba en el sitio web de la Asociación las deudas de cada club, amén de difundir sin restricciones los contenidos de las actas de cada reunión.

 

Esa claridad, esa limpidez, era CLAVE para que, más allá de distintas negligencias u omisiones que en su momento opusiéramos, se pudiese CONTROLAR BÁSICAMENTE, de modo primario, las gestiones del precitado dirigente.

Hoy, solo hay nitidez, hasta un punto…, en lo que se aborda en reuniones de los lunes, y las actas que solo circulan en la intimidad de las instituciones.

 

Vaya paradoja o coincidencia… ese trato causa que toda postura propensa a la defensa de la institución madre del básquet conlleve, para quienes tienden a oponerse, suspicacia, susceptibilidad respecto -por ejemplo- a cómo están los números de los clubes capitalinos y si las conductas de amparo, salvaguardia que esgrimen algunos, tienen íntima analogía con sus arcas y/o eventuales compromisos por cuestiones que solo pueden enlazarse de modo hipotético.

Con veracidad axiomática se limita cualquier presunción y rumores lesivos.

 

El punto es… ¿Está dispuesta la APB a cambiar su metodología? ¿Están dispuestos los clubes a revelar sus números?

¿Y si ese correr el velo de cifras influye en una toma de consciencia de cuánto está costando mantener la estructura basquetbolística de formación y competencia?

 

¿Cuántas veces lo dijimos? Solo un Congreso ABIERTO, un Cabildo Abierto puede promover soluciones de FONDO.

Mientras tanto, los silencios, el mutismo, enmarañan, enredan de manera preocupante y/o alarmante el cuadro.

 

¿Y si llegó la hora que ex presidentes APB salgan a la palestra? ¿Cuántas veces los convocamos? ¿Cuántas veces nos quedamos esperando sus intervenciones para elucidar cuestiones?

Una vez más, tienen la chance de hablar, o callar para siempre.

Etiquetas: , , , ,