Publicado el 29/4/2012 a las 11:12

Concurso y Exposición de Modelismo en La Vieja Usina

Concurso y Exposición de Modelismo en La Vieja Usina

Este fin de semana, desde las 9 y hasta las 22, se lleva a cabo en La Vieja Usina, el Concurso y Exposición 2012 de Modelismo Estático IPMS “Dos Orillas” que organiza la Asociación de Modelismo y Coleccionismo. Este año el concurso otorgará premios especiales a modelos que representen escenas o móviles de la gesta de Malvinas. Provienen modelistas y coleccionistas de todo el país como también de Brasil y Venezuela. Galería de fotos tomadas con nuestra cámara “Muletto”.

 

Como es habitual se realiza en el Centro Cultural Provincial ” La Vieja Usina “, en el Parque Urquiza de Paraná, complementando la muestra, stands de venta de artículos de modelismo, exhibición de wargames, y este sábado por la noche se plasmó la tradicional cena de camaradería en el Club Ciclista Paraná, siendo anfitrión Claudio Forzani, uno de los más prestigiosos coleccionistas y modelistas paranaenses y actualmente una de las máximas autoridades de la entidad de calle Santiago del Estero.

 

El concurso se lleva a cabo bajo el Reglamento Único de IPMS Argentina, edición 2010, con evaluación por sistema de “Concepto” de acuerdo a lo acordado en la 25° Convención Nacional. Además de las categorías habituales IPMS, se entregaran menciones especiales a modelos que rememoren la Gesta de Malvinas, por cumplirse los 30 años de la misma.

 

Breve reflexión adhiriendo al reconocimiento por la Gesta de Malvinas

 

En La Vieja Usina se tributa un simple homenaje a todos aquellos combatientes de la Fuerza Aérea que nos representaron heroica y valientemente en esa gesta, ofrendando así un sencillo y respetuoso recuerdo por quienes ofrecieron sus vidas. Los modelos expuestos desnudan que la Argentina desplegó una Fuerza Aérea relativamente modesta y nada moderna, no obstante, el  propio enemigo quedó perplejo ante la técnica y el arrojo de los pilotos argentinos. Los principios fundamentales de la guerra aeronaval fueron ampliamente superados por la audacia, el coraje y la pericia que hicieron gala nuestros aviadores.

 

El equipamiento enemigo no era lo más preocupante sino la escasa Inteligencia que se había desplegado en torno a virtudes (Potenciales) y endebleces de los adversarios. De Gran Bretaña se conocían los aviones, adiestramiento, capacidades, pero nada de la flota de la OTAN, lo que implicó sobre la marcha empezar a estudiar el nuevo rival. Todo ello vinculado estrechamente a que con el Proceso militar la Inteligencia argentina se había dedicado más al marco interno que al internacional.

 

El mundo lo reconoció: pocas veces se ha visto tanta gallardía ante la vida, tanta responsabilidad ante la muerte, tanta consideración ante los propios, tanta audacia ante lo ajeno, y en un mundo como el nuestro, donde la norma es exigir pero no dar, el ejemplo de estos aviadores, dándolo todo sin pedir nada, ni siquiera un aplauso, es de tal sobria elegancia que deslumbra en su lucidez. La mente moderna necesita hacer un esfuerzo para abarcarlos y aun así no lo consiguen porque al menos en nuestra república no está de moda el panegírico de las glorias militares.

 

Sin embargo en Paraná, en cada rincón de La Vieja Usina, se respira, se constata ese resaltar la conducta, la defensa de la Soberanía Nacional, la dignidad, la calidad de héroes y mártires nacionales que deberían ser honrados de modo constante -sin excusas- en todo el ámbito de nuestra Patria, reafirmando el espíritu en lo concomitante a que las Malvinas serán argentinas por el diálogo, por la paz, pero sin renunciar a nuestros valores, a nuestro coraje, a la indispensable identidad nacional que debe tener todo aquel que habite éste bendito suelo argentino para de una buena vez por todas  ya no pensarse  solo en el gaucho típico, o en el engominado cantante de tangos o en el crak deportivo, sino evocar a aquellos soldados -sea cual fuere sus rangos y arma- que han sabido morir por saber por qué vivían, privilegio hoy al alcance de muy pocos.

 

En este mundo donde la cobardía compite con la necedad, la hipocresía, la mediocridad, la falsedad, el heroísmo de los aviadores argentinos es como un faro hacia la luz a la cual se deben dirigir aquellos que aún creen en las virtudes del patriotismo.

 

Maquetas imperdibles

 

Lo que puede observarse sobre el conflicto bélico ante los ingleses en La Vieja Usina se resume en éste pequeño listado muy poco especializado, dentro de nuestras limitaciones. Prometemos ampliar con detalles. Deducimos maquetas perfectas de Canberras, Pucará, Skyhawk, Mirage, Hércules, Learjet, y Súper Etendard.

Asimismo, se pueden observar modelos extraordinarios, ligados al modelismo aeronáutico, modelismo fantástico, al automodelismo, al modelismo naval y al ferromodelismo.