Compañías de telefonía móvil aumentan sus tarifas

Empresas de telefonía móvil aumentarán las tarifas del servicio en marzo, tirando nafta al fuego de uno de los rubros -comunicaciones- que mayores aumentos tuvieron a lo largo de 2018, con una variación anual del 55,3%, por encima de la inflación promedio del Indec.

 

En enero pasado, comunicaciones fue el sector que registró mayores aumentos dentro del índice de precios al consumidor, con una suba de 7,4% respecto de diciembre pasado, más del doble del incremento promedio que tuvo el IPC, de 2,9%.

 

Personal fue la primera en aumentar sus tarifas los primeros días del mes pasado, mientras que Movistar informó que lo hará desde esta semana y los aumentos de Claro llegarán en abril. Las subas afectarán a unos 60 millones de líneas de telefonía celular.

 

Movistar, la empresa de telefonía móvil de Telefónica, confirmó un “ajuste promedio del 18% para clientes prepagos y pospagos”, aunque explicó que algunos planes y servicios no serán alcanzados por el incremento. La suba tendrá vigencia a partir del viernes aunque para el caso de los clientes pospago el incremento dependerá del momento del corte en la facturación.

 

En la compañía confirmaron al diario porteño La Nación que los clientes ya fueron notificados con anticipación a través de distintos medios con el objetivo de que “todos tengan acceso a la información”. Movistar tiene 18,6 millones de clientes de telefonía móvil.

 

Fuentes de Claro confirmaron al mismo medio que en abril la empresa aplicará un incremento promedio del 15% en prepagos y pospagos, aunque llegada la fecha “se revisará si se aplica o no” ese aumento.

 

La compañía tiene más de 21 millones de clientes y ofrece diferentes beneficios, entre ellos a quienes realizan la portabilidad numérica, con un descuento por 18 meses en el plan contratado.

 

Personal, del grupo Telecom, con más de 18,4 millones de clientes, aplicó desde el 5 de enero pasado un incremento promedio del 17% en el precio de sus servicios, tanto prepagos como pospagos.

 

Frente a los incrementos de tarifas, los clientes de telefonía se inclinan por los servicios prepagos (con carga previa de saldo con tarjeta), por sobre los pospagos (abono mensual).

 

Mientras que 52,5 millones de líneas son prepagas, según datos del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) actualizados al tercer trimestre del año pasado, 6,5 millones corresponden a líneas pospago.

 

A la hora del consumo las cifras indican que son los clientes con abonos pospago quienes mayor cantidad de llamadas realizan: 5,1 millones de llamadas, frente a los 2,6 millones de las líneas prepagas.

 

La cantidad de celulares por cada 100 habitantes viene en caída desde el último trimestre de 2016: de 145 celulares bajó a 132 para el tercer trimestre de 2018, últimos datos disponibles. El máximo de los últimos años había sido en el último trimestre de 2013, con casi 160 líneas por cada 100 personas.