Carrió celebró la renuncia de Lorenzetti: “terminó la corrupción en la Corte Suprema”

La diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, celebró la renuncia de Ricardo Lorenzetti a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, cargó en el que será reemplazado por Carlos Rosenkrantz. “Ganamos, terminó la corrupción en la Corte”, lanzó la legisladora con su estilo confrontativo.

 

“¡Es una maravilla!”, agregó la líder de la Coalición Cívica, quien fue a lo largo de una década la mayor denunciante pública del ahora ex titular de la Corte Suprema de Justicia.

Luego, en diálogo con canales de TV desde la Bolsa de Cereales, fue lacónica, pero contundente. “Gracias a Dios por lo que ocurrió. Lo vengo denunciando desde hace 10 años, terminó la impunidad y la extorsión, esto un milagro”, dijo.

 

Desde hace una década, Carrió viene cargando sin cesar contra el juez de la Corte. En varias oportunidades, presentó un pedido de juicio político en el Congreso de la Nación contra él por “mal desempeño, violación de los deberes éticos y la probable comisión de delitos”.

Además, son varias las veces que fue a Tribunales a presentarle denuncias junto a Paula Oliveto y su equipo de abogados: enriquecimiento ilícito, desmanejos de fondos, pasando por una SIDE paralela, hasta una presentada días atrás sobre supuestas irregularidades en la Morgue Judicial.

 

Quizás una de las más resonantes fue la de un “pacto espurio” entre Cristina Fernández de Kirchner y el titular de la Corte Suprema. “Lorenzetti celebró un pacto espurio, miente y tengo pruebas”, dijo entonces, en abril de 2013, cuando se debatían cambios en la Justicia.

“Cristina y Lorenzetti pactaron cajas, siempre lo sospeché, el señor presidente de la Corte vive en Puerto Madero como el vicepresidente (Amado Boudou) y se reúnen en el restaurant Y”, lanzó.

 

Las continuas acusaciones hicieron que Lorenzetti apelara a un contraataque judicial. Le envió una carta documento al considerar que, con sus acusaciones, había traspasado todos los límites. “No participaré de esta suerte de guerra política”, sostuvo.

“Es oxígeno para la Justicia, verlos perder el poder es algo único”, resumió a Clarín uno de los “Lilitos” que más batalló junto a Carrió en el escenario de la Corte Suprema. “Aunque Lorenzetti siga en la Corte, ya no maneja la caja”, expresó.

 

Para Carrió, que empezó el día haciéndose los rulos en una “peluquería móvil” en su auto yendo a la Bolsa de cereales, el festejo será doble porque la Fundación Konex la distinguirá por su trayectoria legislativa.