Cada vez menos productos al changuito: nueva remarca con 12 % de aumentos

Llegan más golpes al bolsillo de los consumidores. Los supermercados recibieron nuevas listas con aumentos para esta semana como consecuencia de otro traslado de la devaluación del peso a precios en góndolas. Peor aún, el aumento todavía no representa el salto del dólar a $ 28,80 sino que registra un aumento producido con anterioridad.

 

Molinos volvió a mostrar aumentos de precios en su línea de productos, con subas de hasta el 12% según fuentes del sector supermercadista que también anticiparon que esperan a partir del lunes alimentos de otras alimenticias y del sector de cervezas, con un alza calculada en torno al 7%. Desde el sector del consumo masivo se afirma sin vueltas que “la perspectiva no es buena”.

 

Además, ni siquiera la llegada del aguinaldo trae un buen panorama. Y es que muchos afirman que la mayoría lo utilizará directamente para “pagar deudas”. Los datos privados de consumo lo corroboran.

 

“Si bien podría no ser un fenómeno generalizado, el nuevo valor del dólar ha impactado en los precios de los productos”, indica el más reciente informe de la consultora Scentia que recibieron los supermercados.

 

“Sumado a esto, los aumentos en los servicios continúan afectando al sector de la población que genera la masa crítica (90% de los hogares que hacen el 87% del consumo)”, sostiene por su lado el analista Osvaldo del Rio en el informe.

 

El consumo en lo que va del año mantiene un 0,3% de tendencia positiva pero contrariamente a lo sucedido en el mes de abril, hubo comportamientos distintos entre los diferentes canales y los autoservicios bajaron sensiblemente un 3,6% mientras que las cadenas permanecieron estables.

 

En lo que a precios se refiere, se ve un aumento de 3 puntos en comparación con abril, reza el informe de Scentia. Las bebidas con alcohol mantienen la performance positiva al igual que perecederos. Sin embargo, sectores clave del consumo como alimentación y limpieza de ropa, continúan con tendencia negativa. “Caen las bebidas sin alcohol en general pero lo que crece es la venta de jugos en polvo para preparar”, indicó un representante del sector de consumo masivo.

 

 

Así mismo, según un informe reciente de Kantar WorldPanel, el 26% de los hogares argentinos consumió lácteos Armonía, propiedad de Mastellone Hermanos, en el último año, y así logra posicionarse como la marca local que más creció dentro del reporte Brand Footprint, de Kantar Worldpanel.

 

El ranking de marcas que más se han vendido en el mercado lo completan las siguientes firmas: Manaos, Brahma, Tregar, Molto, Higienol, Casancrem, Aceite Natura, Magistral y Don Satur. En buena parte se trata de segundas marcas, una tendencia “Low Cost” que venimos registrando en Argentina durante el último año”, explica Filipponi.

 

Los datos de Scentia también demuestran que cae la cantidad de unidades vendidas por ticket. “Las transacciones demuestran retracción en ambos canales con un leve crecimiento del ticket promedio”, afirma un supermercadista. Y agrega que “las unidades por ticket caen, especialmente en las grandes superficies”.

 

Según IPC Online, una consultora que mide los precios de Bahía Blanca, “la depreciación del 8 de mayo de 2018 produjo una depreciación del 22% y con ello un traslado a capítulos enteros del Índice de Precios al Consumidor de esa ciudad. La depreciación junto al aumento de la incertidumbre aparentemente ha dado lugar a afectaciones generalizadas de precios”.