“Bértoli, Las Manos del Grella”: el 21/11 se funda el “Día del Arquero Entrerriano”

El miércoles 21 de noviembre, desde las 20.30, el Maran Suites & Towers rebozará de un clima bien futbolero. Más allá que el precioso hotel sito en el corazón del Parque Urquiza suele recibir a los principales equipos de la Superliga, en poco más de dos semanas, todo se teñirá de “Rojo y Negro”. Si bien el 14 de abril y el 12 de junio son considerados “Día del Arquero Internacional” y “Día del Arquero Argentino”, en honor de Miguel Calero y Amadeo Carrizo, respectivamente, no está mal fundar el 21/11 como Día del Arquero Entrerriano ya que Washington Varisco presenta el libro: “Bértoli, Las Manos del Grella”.

 

“Quiero compartir esta alegría enorme con ustedes. Después de dos años de trabajo, está listo para salir mi primer libro. “Bértoli, Las Manos del Grella”. Con el honor que el gran Juan Sasturain escribió la contratapa y el colega Cristian Garófalo el prólogo. Fue un gran desafío y espero cumplir las expectativas”, contó nuestro colega de Costa Paraná, FM 88.1 (la Radio de la Municipalidad de Paraná) y conductor del reconocido programa televisivo El Pelotazo, que va todos los sábados por Canal Once.

 

Amén de su capacidad como Lic. En Comunicación Social (UNER), Washington supo ser un virtuoso jugador, precisamente de la Cantera “Santa”, y con la casaca “Rojinegra” llegó a destacarse en Primera.

Hace varios años hizo caso a quienes le recomendaban “dejá de joder con la pelota” y abandonó el profesionalismo para solo descoserla de modo amateur en el Fútbol Independiente y Seniors.

 

Pero entre radio, tele, fulbito con los amigos y esencialmente ser un buen esposo y padre de Familia, Washington invirtió tiempo y seguro que algunos dinerillos en este ideal de muchos que desarrollamos el periodismo en sus distintas manifestaciones.

El trabajo refleja la vida del arquero de Patronato, que con el club de la ciudad logró ascender de la Liga hasta Primera. Pero lo más importante de la historia es todos los tropiezos, sinsabores y fracasos que hay durante la carrera deportiva; los éxitos son más o menos conocidos.

 

“Creo que lo lindo es que él no dejó nunca de perseguir su sueño de ser jugador de fútbol y hacerlo en la élite, algo que terminó consiguiendo de grande. Tengo miles de agradecimientos que a su tiempo haré. Me lo pueden pedir por acá o por privado. Estará a la venta desde ese día. Estoy ansioso y feliz”, confesó Washi.

 

Seguro que allí estaremos. Será un placer. Fue parte de nuestra tarea docente en eso de educarse y educar en una profesión compleja, donde abunda la ingratitud y el olvido fácil.

Y vamos por el escritor como por el homenajeado ya que Seba es uno de los atletas entrerrianos paradigmáticos, agregándole una seductora imagen política que poco a poco va coqueteando, con su sencillez, su simpatía, su carisma, en “Las Grandes Ligas”.