Berni investigado por un corte de la Panamericana

Pese a que la jueza Arroyo Salgado había sobreseído tanto al secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y a los manifestantes que protagonizaron una protesta en agosto de 2012 sobre la ruta Panamericana, se profundizaría una acción de investigación sobre el funcionario precitado.

El 30 de agosto de 2012 un grupo de trabajadores del plan Argentina Trabaja se manifestaba sobre la ruta Panamericana reclamando que se les abonaran un aumento dispuesto por parte del Gobierno Nacional, que –según denunciaban– se había otorgado sólo en los municipios alineados con el Frente para la Victoria.

Para desalojar el corte llegó un contingente de Gendarmería Nacional y el secretario de Seguridad Sergio Berni encabezó esa operación. A partir del desalojo fueron detenidos 59 manifestantes por el delito del corte de la ruta.

La causa quedó radicada en el juzgado federal de San Isidro a cargo de Sandra Arroyo Salgado, quien investiga tanto a los autores del corte como a Berni por el modo en que se produjeron las detenciones.

La jueza decidió sobreseer tanto a Berni como a los manifestantes en dos expedientes que corren paralelamente pero se originaron en el mismo hecho. Y el fiscal federal de Sant Isidro, Fabián Céliz, apeló esa decisión por considerarla prematura.

El fiscal pide que la Cámara Federal revea la determinación de Arroyo Salgado porque considera que no se realizaron todas las medidas de prueba dirigidas a determinar las condiciones de “la unidad de detención y/o tránsito en la que permanecieron los adultos y los menores…y la actuación en concreto de quienes tuvieron injerencia funcional en los hechos…”, según dijo en su apelación.

Se denunció –y es investigada por la Justicia– la detención de un grupo de manifestantes que se habían subido a cuatro micros para regresar a sus hogares. En esos micros había 67 personas (entre ellos 9 menores).

Fueron llevados a la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales que se encuentra ubicada dentro del Regimiento del Ejército de Campo de Mayo. Según los testimonios de los detenidos, los gendarmes subieron a los micros, los condujeron y una vez que llegaron estuvieron unas 20 horas detenidos en un limbo legal. Relataron que discutieron con los gendarmes y que fueron hostigados. Por ese caso se abrió un expediente para investigar la actuación de Berni –como el autor de las órdenes a la Gendarmería– y otro por el corte de ruta. La jueza Arroyo Salgado decidió sobreseer tanto al funcionario como a los manifestantes. Ahora debe decidir la Cámara Federal de San Martín.