Bendita Paraná… Así somos… así estamos

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- Podrán decir lo que quieran de esta postal reproducida por los amigos de Somos la Ciudad, se refutará, reprobará la conducta de los taxistas, pero en verdad, la culpa no es de estos laburantes. Hay dos responsables: el ciudadano tan arisco, tan rebelde a respetar normas, y una Municipalidad de Paraná a la cual le cuesta demasiado promover Campañas de Concientización a través de sus TANTOS medios pagos, y disponer de un Cuerpo de Inspectores eficaz.

 

Somos Paraná. Complicados, intrincados, controvertidos, contradictorios. Somos exigentes a la hora de reclamar, pero nos cuesta un montón ser respetuosos, educados, responsables.

Siempre la culpa la tiene el otro, o si aquel lo hace, por qué yo no… Nos cuesta la introspección, la autocrítica. Tenemos que depositar en el otro nuestras culpas. Pareciera inevitable.

 

Y eso se traduce en un montón de comportamientos cívicos, pero de modo irrefutable en el cómo manejamos y cómo reaccionamos en calidad de conductores.

La foto de Somos la Ciudad compendia una delación o inculpación que mancilla a los taxistas, pero esto de estacionar Doble Fila no es privilegio exclusivo de los Tacheros, para nada.

 

Sobran malos ejemplos y si empezamos a tomar registros gráficos podríamos dedicar todo un día a lo largo y ancho de la Capital entrerriana.

Sin ir más lejos, días atrás, hablábamos con una inspectora en calle 25 de Junio acerca del caos de calle Italia-SantaFe donde según la cartelería no habría que estacionar ya que es vía rápida para las empresas de Transporte de Pasajeros.

 

Sin hesitar nos dijo: “Falta personal. Entre licencias y otras yerbas, nos falta gente”. Ahora… ¿eso no lo saben las autoridades? No obstante, una acotación: más allá que en el municipio de Varisco “falten inspectores”, ¿por qué a los paranaenses nos cuesta tanto respetar la señalización, la cartelería, las normas?

Y ojo… Observemos el proceder de los peatones ante los semáforos que habilitan en distintas esquinas del macrocentro sus pasos. ¡Hay inconmensurables contravenciones!

 

¡Somos bravos! Insurrectos. Es como que las épocas de la Dictadura, de la Represión, nos hubiesen marcado de manera brutal para hoy, en plena bendita Democracia, portarnos, desenvolvernos con ciertos rasgos anárquicos.

Eso sí… Pretendemos hacer valer “nuestros” Derechos, pero a la hora de reconocer los límites y/o a la hora de solidarizarnos con el de los demás, ahí somos esquivos y extremadamente confusos.

 

Los taxistas de la Clínica Modelo se portan mal. Dale. Es incuestionable. Y ello ocurre en distintos puntos de la ciudad. Solo precisan más control, RIGUROSO CONTROL, y que la Municipalidad de Paraná invierta más de todo lo que eroga en comunicadores, para desarrollar Campañas de Consciencia como de reválida de normas.

Arranca el 2019. Qué mejor que este ejemplo para ponerse manos a la obra.

Foto: Gentileza Face Oficial Somos la Ciudad.-