Aumentarán las penas a dirigentes del fútbol por enriquecimiento ilícito

La Cámara de Diputados aprobará este martes la ley para aumentar las penas por violencia en el fútbol, con menos penas que las previstas en el proyecto original enviado por Patricia Bullrich pero más sanciones a los dirigentes.

 

Tras reunirse con la ministra de Seguridad, la radical Gabriela Burgos envió a los diputados de su bloque un borrador y contempla penas de hasta 6 años de prisión a dirigentes con casos de enriquecimiento ilícito y una multa de hasta 5 veces el valor del dinero sustraído.

 

La novedad del artículo 16 es que los dirigentes podrán ser investigados hasta 2 años después de dejar sus funciones, cuando suelen volver a sus actividades privadas.

 

“Se entenderá que hubo enriquecimiento no sólo cuando el patrimonio se hubiese incrementado con dinero, cosas o bienes, sino también cuando se hubiesen cancelado deudas o extinguido obligaciones que lo afectaban. La persona interpuesta para disimular el enriquecimiento será reprimida con la misma pena que el autor del hecho”, aclara el texto que aún debe validarse en la sesión.

 

Carrió quiere que los funcionarios no puedan ser dirigentes. Los diputados de Argentina Federal no quieren perder poder de policía. Cambiemos apuesta al massismo.

 

Burgos intercambió sugerencias con la oposición hasta esa mañana y seguirá en el recinto, hasta con algunas propuestas de su bloque. Elisa Carrió insiste con impedir que haya funcionarios con cargos en los clubes de fútbol, restricción que complicaría a dirigentes de Boca como su secretario general Christian Gribaudo, presidente del Instituto de Previsión Social de la provincia.

 

En Argentina Federal, el bloque de los gobernadores, exigen no legislar sobre cuestiones de espacio público que puedan ser consideradas contravenciones provinciales. La clave de la mayoría será el Frente Renovador, que tiene 16 diputados y con algunos aliados más le permitiría a Cambiemos una mayoría simple para desoír reclamos de último momento.

 

Pero en el Senado prima la postura de los gobernadores, pero cuando Macri extendió las sesiones hasta el 28 de diciembre para que no abandonen el debate hasta 2019, los jefes de los bloques coincidieron en aprobarlo el miércoles para no volver al recinto después de navidad. Hasta ahora, no parecen preocupados en discutir mucho el texto final.

 

En el borrador, al cual accedieron los colegas de La Política OnLine, se penan con hasta 3 años de prisión si distribuyen entradas a personas no inhabilitadas para ingresar a los estadios, como las que se allanaron entre los miembros de la barra brava de River antes de la fallida final en el monumental.

 

También se penará con “entre uno y tres años de prisión al que tuviere en su poder entradas para el ingreso de un espectáculo futbolístico falsas o adulteradas”. La pena puede llegar a 6 si “la tenencia fuere con fines de distribución o comercialización”.

 

El resto de las penas para quienes ocasiones disturbios serán en muchos casos excarcelables, pero no siempre: los cuidacoches tendrán hasta 4 años de prisión. La tenencia de armas hasta 6 y hasta 4 a quien interrumpa el partido con algún acto de violencia. La negociación seguirá la sesión.