Publicado el 31/3/2018 a las 12:15

Alerta: aumenta el GNC y todo se dispara de nuevo

Alerta: aumenta el GNC y todo se dispara de nuevo

Un nuevo aumento golpeará desde mañana los bolsillos de los argentinos: millones de usuarios que tienen autos con GNC (gas natural comprimido) tendrán que pagar un 15% más caro ese combustible. El nuevo ajuste fue disparado por el incremento del gas natural, a partir de mañana, que anunció el miércoles pasado el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

 

El 1° de diciembre había subido $1,50. Hay una escala prefijada desde octubre de 2016 con una adecuación de precios tanto de distribución y transporte como de gas en boca de pozo. Así, el GNC se ajustará en abril y octubre de este año y, por último, en abril de 2019. El miércoles pasado, Aranguren anunció que las tarifas de gas natural por redes para los hogares subirán 32% promedio desde mañana con un tope del 40% para los sectores de menores consumos y del 28% para el sector de mayor demanda residencial.

 

Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, afirmó a LA NACION que el alza de 32% que anunció Aranguren para el gas no se va a trasladar por completo al GNC. “El aumento de este combustible va a ser de 15%”, señaló el directivo.

 

González insistió en que el ajuste es consecuencia del aumento de tarifas anunciado por el Gobierno, al que se le adicionaron el incremento de la electricidad, que no había sido aún trasladado, y la incidencia del costo salarial.

 

Asimismo, fuentes oficiales confirmaron el aumento y precisaron que comenzará a regir a partir de mañana, 1° de abril.

La carga promedio son 10 metros cúbicos porque se utilizan los tanques de 60 litros, que cargan unos 12 metros cúbicos y brindan una autonomía de 150 kilómetros. El margen bruto que el GNC le deja a la estación de servicio es del orden de los $2 por metro cúbico, de los que en promedio quedan para el estacionero $1,50 (una vez descontados los gastos de representante técnico, de seguridad e higiene y de sueldos, entre otros).

 

A diferencia de lo que ocurre en Europa, por ejemplo, aquí el gran uso del GNC se debe más a la diferencia de precios con las naftas y el gasoil que a una conciencia ambiental (el GNC es mucho menos contaminante). “Estamos a un valor de 50% de la nafta o más abajo, lo que significa $1,50 por kilómetro, por eso un taxista no va a largar el GNC de ninguna manera. Hubo una época, antes de abril de 2016, en la que el GNC costaba 30% del valor de la nafta”, detalla González.

 

En el país hay cerca de 2000 estaciones de servicio que venden GNC (50% de ellas están en la Capital Federal y Gran Buenos Aires). En tanto, ya son 1,8 millones de autos los que funcionan con ese combustible (entre enero y marzo hubo 30.000 conversiones de autos a nafta que se pasaron a GNC). Según la Cámara Argentina de Productores de Equipos de Gas (Capec), la instalación de un equipo de quinta generación -considerada la máxima evolución tecnológica en GNC- tiene un precio promedio de $18.000. Sobre la base de ese costo, la amortización es la más conveniente de las últimas dos décadas, con un lapso que no supera los 6 meses.

Etiquetas: