Aerolíneas denunció que los gremios se negaron a escuchar una nueva propuesta salarial

Los gremios aeronáuticos se negaron hoy a escuchar la propuesta salarial formulada por Aerolíneas Argentinas en la negociación paritaria del período 2018/2019, según informó la compañía de bandera. En un comunicado, expresó que en una nueva escalada de enfrentamiento con la empresa, los dirigentes gremiales se negaron siquiera a escuchar la propuesta de incrementos elaborada.

 

Aerolíneas precisó que la oferta incluía una suma fija y un porcentaje de ajuste de los salarios, la apertura de discusiones sobre una organización laboral que haga más competitiva a la empresa y el acuerdo sobre un mecanismo de resolución de conflictos. Sin embargo, de manera intempestiva, los dirigentes gremiales se negaron a escuchar la propuesta.

 

“Íbamos a analizar una por una las 376 suspensiones aplicadas a empleados de distintas áreas que hicieron abandono de tareas el 8 de noviembre, situación que generó un caos operativo en la compañía, con más de 40.000 pasajeros afectados”, dijo la empresa.

 

“Sin embargo los gremios, como condición previa a cualquier conversación, decidieron reclamar la eliminación total de esas sanciones, lo que no tiene fundamento jurídico. Y se levantaron intempestivamente de la mesa de negociación y retirándose sin escuchar la oferta salarial”, agrega el documento.

 

El encuentro con los sindicatos que agrupan a los trabajadores de Aerolíneas se concretó en la sede de la empresa, en el aeroparque. Por el Frente Aeronáutico estuvieron representantes de los gremios de pilotos (APA y UALA) y personal de tierra (APTA, UPSA y APA).

 

La reunión había sido prevista luego del encuentro del lunes 3, durante la cual el presidente de la empresa, Luis Malvido, recibió a los delegados y en la que se pactó iniciar conversaciones.

 

Después de las seis medidas de fuerza de los sindicatos que representan a sus trabajadores durante noviembre, Aerolíneas dijo que quería proponer que las partes se comprometan a acordar un mecanismo de auto composición, previa de conflictos, para evitar medidas de acción directa encubiertas o no, que atentan contra un servicio público clave como es el que presta la compañía.

El último acuerdo paritario rigió entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de este año. Implicó un ajuste inicial de 17% y aumentos posteriores al ritmo de la inflación. A su vencimiento, había representado un aumento promedio de los salarios de todo el personal de la empresa del 34%, con grupos que superaron el 40%, según informó la agencia de noticias Télam.